El alcalde Óscar Puente en la procesión de la Virgen de San Lorenzo.
El alcalde Óscar Puente en la procesión de la Virgen de San Lorenzo.

El Ayuntamiento de Valladolid ha firmado un convenio por importe de 15.000 euros para la realización de actividades en el Centro Internacional de estudios de Religiosidad Popular y acaba de sacar un concurso de 60.000 euros para elegir quién será el encargado de realizar el monumento al cofrade que se instalará en la ciudad.

El convenio suscrito entre el Ayuntamiento, la Universidad de Valladolid y el Estudio Teológico de Valladolid, contempla una aportación de 15.000 euros por parte del consistorio de forma anticipada (antes de que se justifiquen los gastos) para que el Centro Internacional de Estudios de Religiosidad Popular: La Semana Santa “continuando con la labor ya iniciada”, coordine, y realice “diversas acciones concretas dirigidas a profundizar, promocionar, difundir e intercambiar los conocimientos y expresiones de la religiosidad popular, en concreto la Semana Santa, donde la ciudad de Valladolid juega un papel muy importante”.

Entre las actividades a desarrollar se encuentran el “mantenimiento y actualización de la base de datos informatizada sobre los estudios y especialistas con su campo específico de trabajo sobre la Semana Santa”, “recopilación de la bibliografía existente”, “mantenimiento y actualización de la biblioteca especializada en el tema”, la “organización de al menos una exposición fotográfica”, así como la “organización de congresos nacionales e internacionales” y la “difusión de una revista especializada de carácter anual y con proyección internacional”.

El convenio, similar a otros firmados con anterioridad, entró en vigor el pasado 25 de octubre de 2018 y tiene vigencia hasta el 30 de junio de 2019.

En el caso del monumento al cofrade, se justifica la necesidad de este concurso, considerando que “la Semana Santa de Valladolid es un elemento fundamental del Patrimonio histórico y artístico de la ciudad, vinculada en su desarrollo a la labor ejercida por las cofradías, características que han determinado el interés del Ayuntamiento en atender la demanda ciudadana, manifestada a través de la Junta de Cofradías de Semana Santa, en la instalación de una escultura que represente el monumento al cofrade, y que cumpla los siguientes objetivos generales: Constituir un símbolo de la relación de la Semana Santa de Valladolid con la tradición cofrade y servir de público homenaje a la figura del cofrade y la labor de las cofradías, así como contribuir al embellecimiento del espacio público con un elemento que realce la relevancia de uno de nuestros principales atractivos patrimoniales”, se recoge en el cuadro de características del proyecto.

El procedimiento se divide en dos fases: una para la selección según criterio del jurado nombrado al efecto, de un proyecto para la ejecución de una escultura de bronce, y adquisición de la obra artística para su colocación al aire libre en Valladolid, concretamente en los jardines de la Plaza de Portugalete, aunque el emplazamiento definitivo, según se recoge en las bases puede no ser el definitivo.

La escultura tiene que estar compuesta por al menos un cofrade, y debe ser figurativa, realista, natural y representativa de la Semana Santa, según se indica en el pliego. El ganador del proyecto será el adjudicatario, mediante procedimiento negociado sin publicidad, por aplicación de lo dispuesto en el art. 168 a) 2º del contrato de ejecución de la escultura, según la propuesta presentada.

El precio por diseño y ejecución de la escultura, incluyendo su colocación y fijeza en la ubicación seleccionada, asciende a 49.586,78 € más 10.413,22 € de IVA, que suman un importe total de 60.000 € (IVA incluido). El precio incluye todos los gastos relativos al diseño, realización e instalación de la escultura, estando también incluidos los gastos de transporte, seguros y todos aquellos que resulten necesarios para la realización del contrato. El seguro se mantendrá durante toda la realización del contrato, que incluye la ejecución de la obra, el transporte e instalación.

Este gasto de 60.000 euros para el monumento al cofrade está incluido en las inversiones financieramente sostenibles del año 2018. Cuando fueron anunciadas, en mayo de 2018, el equipo de Gobierno desveló que el anterior gobierno municipal del PP ya había encargado verbalmente a un autor el diseño de esta obra que al final se adjudicará mediante concurso.


Noticias relacionadas:

Aprobada la moción de Sí se Puede para impulsar el carácter laico del Ayuntamiento

Campaña de Abogados Cristianos para que Puente vote en contra de “la libertad de conciencia y el carácter laico del Ayuntamiento”

No hay comentarios