Acto reivindicativo de colocación de la primera piedra del túnel de Andrómeda por los vecinos de Pilarica y Belén. FOTO: Jorge Ovelleiro
Acto reivindicativo de colocación de la primera piedra del túnel de Andrómeda por los vecinos de Pilarica y Belén. FOTO: Jorge Ovelleiro

“Los vecinos no hemos cometido ningún delito para recibir esta condena”, lamentan desde los barrios de Pilarica y Belén, sintiéndose encerrados en su particular ‘Celda 1222’, el número de días que han pasado desde que Adif cerrara sin previo aviso el paso de Rafael Cano. Durante el mediodía del sábado han puesto la simbólica y reivindicativa primera piedra del túnel de Andrómeda, hartos de esperar que la empresa pública ferroviaria inicie las obras que llevan ya casi un año de retraso. Entre gritos de “qué carajo, la vía por debajo”, el presidente de la Asociación de Vecinos de Pilarica, José Luis Alcalde, ha calificado como “falta a la inteligencia a las personas” la enésima promesa electoral del Partido Popular de retomar el soterramiento.

“Que se callen, que están más guapos callados, que no nos falten al respeto y que no falten a la verdad”, esta ha sido la rotunda respuesta de presidente de la asociación vecinal de Pilarica a la promesa de la anunciada candidata del PP a la alcaldía en la próximas elecciones, Pilar del Olmo, que aun ostenta el cargo de consejera de Hacienda en la Junta de Castilla y León, que recuperó la recurrente promesa electoral del soterramiento: “Han estado veinte años en el gobierno municipal y no hicieron el soterramiento cuando pudieron”.

Parte de los vecinos concentrados para reclamar el inicio de las obras de Andrómeda. FOTO: Jorge Ovelleiro
Parte de los vecinos concentrados para reclamar el inicio de las obras de Andrómeda. FOTO: Jorge Ovelleiro

Alcalde ha lamentado también que el actual equipo de gobierno, pese a haber apoyado en la oposición sus reivindicaciones, haya “enterrado” la posibilidad de soterrar las vías al llegar al poder aludiendo a su inviabilidad: “Es mejor que todos se callen con el tema del soterramiento”, considerando como única opción aceptable para los vecinos alcanzar un acuerdo “con un presupuesto garantizado” en lugar de promesas.

“Ya está la primera piedra puesta, ahora sola falta que Adif ponga el resto”, comentaba una vecina después del acto simbólico de las asociaciones de Pilarica y Belén tras casi un año de retraso en el inicio de las obras del túnel de Andrómeda. Se sienten encerrados en la ‘Celda 1222’, el número de días que han pasado desde que el 15 de septiembre de 2015 Adif cerrara el paso a nivel de Rafael Cano que comunicaba ambos barrios sin más opciones que desviar el tráfico hacia Vadillos, el túnel más próximo: “No hemos cometido ningún delito para recibir esta condena”.

La presidenta de la federación vecinal, Margarita García, con casco y pala en mano poniendo la primera piedra junto al resto del vecindario. FOTO: Jorge Ovelleiro
La presidenta de la federación vecinal, Margarita García, con casco y pala en mano poniendo la primera piedra junto al resto del vecindario. FOTO: Jorge Ovelleiro

Recuerdan que hace ya dos años que la empresa pública ferroviaria, dependiente del Ministerio de Fomento, se comprometió a hacer el túnel de Andrómeda y el Ayuntamiento el de Rafael Cano, cuyas obras, aunque con retraso, sí se iniciaron y siguen avanzando. “Son un desastre, nos están faltando al respeto a los vecinos y son unos torpes a la hora de ejecutar las propias obras que ellos toman la iniciativa de realizar”, aseguró Jose Luis Alcalde transmitiendo el hartazgo de vecindario. Tras la reunión que mantuvieron el pasado jueves con la subdelegada del Gobierno en Valladolid, Helena Caballero, asegura que “todo son excusas” y que “fundamentalmente le echan la culpa a Iberdrola que es el que tiene que desviar una línea por debajo de la vía”.

Respecto a Rafael Cano, reconocen que con el Ayuntamiento de Valladolid el panorama es más halagüeño ya que, pese a retraso, “parece que va en marcha”. Además de estos dos pasos, recuerdan su reclamación de un corredor peatonal entre Andrómeda y Rafael Cano, sustituyendo la que ahora llaman la ‘acera de la vergüenza’ en el tramo final de la calle Salud donde el espacio para viandantes se va estrechando hasta desaparecer. Una solución “técnicamente posible”, según han informado los técnicos de Adif, asegurando que para poder ejecutarlo necesitarían un acuerdo con el Ayuntamiento, algo factible económicamente para las asociaciones vecinal de Belén y Pilarica ya que requiere “un presupuesto ridículo”.


Noticias relacionadas

La ‘acera de la vergüenza’ incrementa la indignación en Pilarica 1.137 días después del cierre del paso a nivel

Pilarica toma la iniciativa y pone la primera piedra del nuevo paso bajo la vía de Rafael Cano

Pilarica pide paso con una cadena de 250 eslabones humanos por 250 días de aislamiento

No hay comentarios