El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez.
El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez.

La Junta de Castilla y León está remitiendo a los funcionarios que cobran gratificaciones extraordinarias conocidas como ‘bufandas’ una comunicación para que autoricen de forma expresa si facilita esa información pública para dar cumplimiento a una resolución de la Comisión de Transparencia.

La Viceconsejería de Función Pública de la Consejería de Presidencia, en la carta que envía a los perceptores de ‘bufandas’ (gratificaciones legales por servicios prestados fuera de la jornada) entiende que si en 15 días los empleados públicos no han dado su consentimiento expreso “se entenderá que este es contrario a la concesión del acceso a dicha información”, pese a tratarse de una información de carácter público.

Así lo entendió en su resolución 140/2018 la Comisión de Transparencia, que dio en parte la razón a la Junta de Personal de Servicios Centrales (en la que están presentes los sindicatos) al entender que el interés público de divulgación prevalece sobre el de privacidad en el caso de altos cargos, personal de confianza de estos y funcionarios que ocupen un puesto de libre designación, en función del nivel del puesto que ocupen. La resolución también indicaba que se debería dar audiencia a los afectados para poder ponderar ese interés público frente al de privacidad, extremo que ahora aprovecha la Junta para remitir sus cartas de solicitud de consentimiento expreso a los funcionarios.

El resultado ha sido, al menos en el caso de la Consejería de Fomento, que acaba no facilitándose la información porque ningún funcionario ha dado su consentimiento, lo que según la Junta de Personal “incumple la resolución del Comisionado de Transparencia”.

Así se lo han hecho saber en un escrito en el que también denuncian que los funcionarios consultados en el caso de querer que se haga pública la información referida a su cobros no podrían hacerlo ya que “en el escrito sin autor y sin firma no contiene una dirección para recibir las notificaciones”. “El escrito que están recibiendo los funcionarios para cumplir la resolución del Comisionado de la Transparencia es incompleto, poco transparente y confuso”, señalan los sindicatos en su escrito fechado el pasado 9 de enero en el que solicitan que no se dé por resuelta la resolución dictada en su día y se obligue a las distintas consejerías a facilitar la información desglosada de los repartos de bufandas durante los ejercicios 2015, 2016 y 2017.

La Junta, en el portal de Transparencia sí que cuelga información global sobre el cobro de gratificaciones extraordinarias, pero sin desglosar los nombres de los funcionarios que las cobran. Estos son los últimos datos colgados:

Noticias relacionadas:

Nuevo intento sindical para desvelar el secreto de las ‘bufandas’ que reparte la Junta


Documentos adjuntos: 

No hay comentarios