Símbolo del sistema de bucle magnético en un espacio público.
Símbolo del sistema de bucle magnético en un espacio público.

El Museo de la Ciencia de Valladolid se escucha mejor desde hoy. Ha instalado, de forma permanente en diferentes espacios del edificio, el sistema de bucle magnético o lazo de inducción de audiofrecuencia. Un servicio que facilitará el acceso a la oferta museística de personas con discapacidad auditiva, usuarias de audífono y con implante coclear.

El Planetario, el Auditorio y la recepción del Museo han sido los lugares elegidos para la incorporación del bucle magnético; debido a que son los espacios del Museo donde se requiere una escucha activa del público para la total comprensión de los contenidos.

De esta forma, a partir de este momento, las personas con discapacidad auditiva podrán disfrutar de los diferentes programas proyectados en el Planetario; participar en las conferencias, obras de teatro y actividades organizadas en el Auditorio; y comunicarse con el personal de recepción del Museo, encargado de trasladar a los visitantes la información básica de la oferta museística (exposiciones, tarifas, horarios…).

Este sistema, instalado según la legislación vigente en España relacionada con la accesibilidad universal, permite utilizar la posición ‘t’ de las prótesis de los usuarios y recibir el audio mediante un campo magnético que induce su tele bobina. De este modo, la calidez y nitidez del sonido es la misma que la de la fuente original.

Esta iniciativa amplía las acciones incluidas en el plan de accesibilidad ‘Ciencia con diferencia’, programa cuyo origen se remonta a 2003, año de apertura del Museo. Este proyecto, creado por el Departamento de Educación del Museo, tiene como objetivo adaptar, "en la medida de lo posible", tanto las instalaciones y servicios del Museo, como la oferta educativa del mismo, a las necesidades de los usuarios con capacidades diferentes.

No hay comentarios