Asamblea de la Casa Feminista de Valladolid. FOTO: Casa Feminista de Valladolid
Asamblea de la Casa Feminista de Valladolid. FOTO: Casa Feminista de Valladolid

Después de casi dos años desde que iniciaron el proceso de creación de la Casa Feminista de Valladolid, la asamblea ha decidido rechazar el local y el convenio tras las últimas modificaciones y rebajas en el acuerdo propuestas por la Concejalía de Igualdad. Anuncian que seguirán adelante con la iniciativa, aun sin paredes, manteniendo su lucha por objetivos concretos, aunando fuerzas con otras entidades y “luciendo nuestros feminismos por doquier”.

La decisión se tomó definitivamente durante la asamblea del pasado 7 de febrero y ahora se ha hecho pública. En ella acordaron rechazar la propuesta que les transmitió la técnica municipal del área de Igualdad en la última reunión mantenida con el colectivo el pasado enero, según fuentes de la asamblea consultadas por últimoCero, por varias razones. Una de ellas económica, ya que la oferta inicial de 6.000 euros anuales se reduce a la mitad, 3.000 euros, aunque también pesan otras como la inaccesibilidad del local, ya que “creemos que un proyecto feminista tiene que ser accesible”.

Según explican, antes de firmar este acuerdo tendrían que presentar un proyecto pormenorizado de actividades para este año que debería ser aprobado por el consistorio, lo que choca con una de sus condiciones iniciales para esta negociación, la independencia en sus actividades: “Sentimos que, desde el primer momento, no habéis creído en el proyecto que os presentamos y, de ahí, el desinterés mostrado”, expresan en la respuesta que han trasmitido a la concejalía a la que ha tenido acceso últimoCero, “muchas reuniones han girado en torno a cosas que ya estaban supuestamente cerradas con la consiguiente sensación de vuelta a empezar y de pérdida de tiempo para todas”.

Desde esta asamblea consideran que “el proyecto de la Casa Feminista es necesario en Valladolid", pero no están "conformes con este proceso. "Intentaremos buscar otra casa en la que podamos llevar a cabo nuestros objetivos con menos sensación de falta de apoyo institucional y un impulso nuevo que nos permita avanzar en lugar de caminar en círculos”, concluyen.

Tras este largo proceso, su prioridad ahora es “luchar por objetivos concretos, aunar fuerzas con otras entidades y seguir disfrutando juntas y luciendo nuestros feminismos por doquier”, teniendo en cuenta que “no queremos perdernos como grupo, hay gente muy diversa” que representa distintas vertientes feministas. Pretenden también “reenganchar” a "algunas compañeras que se han desvinculado durante estos casi dos años de negociaciones con el Ayuntamiento".


Noticias relacionadas

La Casa Feminista de Valladolid ya tiene su Cuarto Propio

Aun a falta de paredes, la Casa Feminista de Valladolid comienza a funcionar

La Casa Feminista de las Mujeres no estará en el Centro de la Igualdad

No hay comentarios