Silvia Clemente, en el momento en que anunció su renuncia a la presidencia de las Cortes y su baja en el PP.
Silvia Clemente, en el momento en que anunció su renuncia a la presidencia de las Cortes y su baja en el PP.

Silvia Clemente ha anunciado esta mañana por sorpresa que abandona la presidencia de las Cortes de Castilla y León y también el PP. En una comparecencia ante los medios, sin preguntas, ha dado lectura a una carta en la que arremete contra el que hasta ahora ha sido partido y, especialmente, contra su presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco: “No se puede trabajar sin convicción, sin ilusión, sin creer en el Proyecto ni en quién lo dirige en este momento, Alfonso Fernández Mañueco, una persona que no tiene palabra, que no tiene capacidad y que carece completamente de liderazgo”.

La veterana política, que ha sido consejera de Cultura y Agricultura antes de dirigir el Parlamento Autonómico, asegura en su renuncia que ha podido comprobar que “este proyecto del Partido Popular para Castilla y León, carece de ambición, no tiene contenido, no hay iniciativas para conducir a Castilla y León hacia un futuro mejor”. “Yo no creo en este Proyecto. No puedo creer en quien no tiene palabra y no tiene ambición”, indica antes de apuntar que por eso se baja de este proyecto: “No quiero, ni puedo seguir en él”. “Soy una persona de convicciones auténticas y solo puedo trabajar cuando creo en lo que hago, cuando creo a quien sirvo. En este caso no puedo seguir trabajando porque no existe servicio a los castellanos y leoneses. Soy una persona coherente, quiero cumplir los compromisos adquiridos y eso no es posible cuando a quien está al frente de este proyecto no le importa incumplirlos”, ha constar.

En la carta que ha leído, también se exponen algunas de las diferencias que, ya ostentando la presidencia de las Cortes, ha mantenido con su propio partido: “Algunas de las últimas decisiones tomadas en el grupo popular ya me han parecido inasumibles en materias como la Proposición de Ley del Colectivo LGTBI+ o en el cambio de las Instituciones Propias, en estas últimas sin contar con todos los grupos parlamentarios y de espaldas al necesario diálogo y consenso para Instituciones en las que se busca el mejor servicio a la Comunidad, y que este sea independiente y profesional. Tampoco he estado de acuerdo con la falta de convocatoria de la Comisión de Investigación de las eólicas y del edificio de ADE, y he tenido que convocarla en dos ocasiones, la última cuando el Tribunal Constitucional ha reprobado al Grupo Popular por no convocarla”.

Con la voz entrecortada por la emoción, Clemente ha leído la parte más personal de su renuncia: “Créanme que esta decisión que hoy tomo ha sido muy meditada y pensada, que la tomo después de haber agotado todas las posibles vías de solución. Me he dedicado a la política, al servicio público con verdadera entrega. Me he dejado la piel en ello, he trabajado sin descanso y he peleado por Castilla y León en todas las responsabilidades que he tenido. He puesto toda mi pasión en ello y creo que se han alcanzado muchos avances para la Comunidad. Pero esta dirección política no quiere a personas que aporten ideas y trabajo al Partido Popular. Piensan que cuando trabajas y aportas iniciativas positivas para los castellanos y leoneses les estás haciendo sombra. Entonces toman la decisión de apartarte y ningunearte, y esa ha sido la consigna que han dado con respecto a mí. Yo me he dedicado a trabajar y la dirección de mi partido a alentar campañas de difamación contra mí”, llega a indicar.

Yáñez y Clemente en una reunión en una cafetería el pasado martes.
Yáñez y Clemente en una reunión en una cafetería el pasado martes.

En su comparencia, en las Cortes, Clemente no ha aceptado preguntas de los periodistas que habían sido convocados con urgencia. Su renuncia se produce tan solo unos días después de haber mantenido una reunión con un asesor de Ciudadanos, Pablo Yáñez y otra persona, en un bar de un populoso barrio de Valladolid mientras se estaba celebrando el pleno de las Cortes. El momento, quedó registrado en una fotografía que desde el minuto cero corrió como la pólvora entre los dispositivos móviles de los procuradores del Parlamento Autonómico.

Clemente no ha hecho hoy ninguna mención en su intervención a su futuro político.


Contenido relacionado:

Carta de despedida de Silvia Clemente completa


Noticias relacionadas:

No hay comentarios