Integrantes de la Plataforma Soria Ya, frente al Congreso de los Diputados en Madrid, esta mañana. Foto: Jorge Ovelleiro
Integrantes de la Plataforma Soria Ya, frente al Congreso de los Diputados en Madrid, esta mañana. Foto: Jorge Ovelleiro

Cerca de un centenar de colectivos de las diversas comunidades del Estado, muchos de ellos desde Castilla y León, principalmente Soria, han desafiado a la lluvia madrileña del mediodía de este domingo, concentrando a decenas de miles de personas. 50.000, según la Policía y cerca de 100.000 para la organización, llenaron el Paseo de la Castellana dejando claro que “la España vaciada está bien viva”. 

“España, escucha, Soria está en la lucha” coreaba la comitiva más numerosa encabezada por la plataforma Soria Ya, habiendo movilizado 78 autobuses, además de 140 plazas de tres y cientos de coches particulares. “Pedimos lo justo” decía uno de los carteles que portaban los manifestantes, reclamando “igualdad pueblo-ciudad”. “Yo soy de Teruel” gritaban los siguientes en número, enmarcados en la histórica lucha de Teruel Existe, reclamando los mismos derechos que el resto de territorios ya que por eso pagan los mismo impuestos, una reivindicación común al resto de pueblos.

Aspecto que presentaba la Plaza de Neptuno. Foto: Jorge Ovelleiro
Aspecto que presentaba la Plaza de Neptuno. Foto: Jorge Ovelleiro

Desde Castilla y León, una de las comunidades más afectadas por la sobrepoblación de las ciudades mientras los pueblos agonizan, se movilizó con representación de las nueve provincias. Como por ejemplo Palencia, cuya población rural y sobre todo joven animó con cánticos y carteles la marcha. Entre las numerosas y diversas reivindicaciones, manifestantes de Aranda de Duero demandaron la conexión ferroviaria con Madrid, además de la cuenta pendiente de la autovía del Duero que también comparten con Soria.

Albert Rivera, en la manifestación contra la despoblación celebrada hoy en Madrid. Foto: Jorge Ovelleiro.
Albert Rivera, en la manifestación contra la despoblación celebrada hoy en Madrid. Foto: Jorge Ovelleiro.

Una de las comitivas más peculiares fue la de Albert Rivera, líder de Ciudadanos, que además de sus acólitos que trataban de protegerle de la lluvia con paraguas, se manifestó rodeado por varias de decenas de personas al grito de “fuera, fuera”.

La música fue también protagonista, además de diversas batucadas, grupos de dulzainas, gaitas o tambores hicieron bailar jotas a los manifestantes, en una reivindicación festiva de uno de los valores esenciales de la cultural rural como es la música popular y tradicional. Los tambores turolenses protagonizaron el acto final de la manifestación, en la Plaza de Neptuno, acompasando los aplausos de los miles de personas que se concentraban con la percusión: “Vuestras palmas son manos en el pecho de vuestros pueblos”, clamaban desde el escenario para reanimar de forma simbólica esa tierra amenazada de muerte que se movilizó en Madrid.

“La España vaciada está bien viva”, reivindicaron al final de la manifestación un futuro para todos “vivamos donde vivamos”. “Os puedo asegurar que Teruel existe y está aquí con Soria Ya”, aseguraron orgullosos valorando la lucha de sus predecesores, como Jose Antonio Labordeta, que con su labor divulgadora del mundo rural, estandarte de la música popular y revolucionaria, luchó por la misma causa que este domingo inundó Madrid.

Una vez concluida la movilización, varios miles de personas de Soria Ya se desplazaron frente al contiguo Congreso de los Diputados, en un ambiente casi festivo, ante lo que la Policía Nacional se apostó frente a los sacrosantos leones para impedir que los manifestantes se acercaran a sus puertas. Así concluyó la manifestación de la “España en pie de guerra pero tendiendo la mano”, llenando el madrileño paseo de la Castellana con una mensaje unánime: “Ser menos no resta derechos”.

No hay comentarios