Urna para la campaña de presupuestos participativos.
Urna para la campaña de presupuestos participativos.

La Junta Electoral ha requerido al Ayuntamiento de Valladolid para que suspenda las asambleas informativas de los presupuestos participativos atendiendo así inicialmente un escrito presentado por la formación de ultra derecha Vox, que consideró que estos procesos normalizados desde hace tres años en el Ayuntamiento y recogidos en su reglamento, vulneran la Ley Orgánica de Régimen Electoral.

El Ayuntamiento de Valladolid ya ha presentado recurso. El concejal de Participación Ciudadana, Alberto Bustos, ha sido tajante: “Hemos presentado este recurso ya que no compartimos la decisión en absoluto”. “Los presupuestos participativos están regulados mediante un reglamento municipal. En las asambleas no intervienen representantes políticos y solamente participan vecinos de Valladolid, apoyados por técnicos municipales. Por tanto, no se produce ningún tipo de interferencia electoral”. En opinión de Bustos, “los presupuestos participativos son una herramienta necesaria para posibilitar la participación civil en la gestión de recursos públicos conforme a lo dispuesto en la propia Constitución Española”.

El Ayuntamiento ha apuntado en su recurso que la propia Ley Electoral contempla que las administraciones públicas puedan realizar campañas informativas que resulten imprescindibles para salvaguardar el interés público o para el correcto desarrollo de los servicios públicos.

Desde el Consistorio se confía en que se atienda el recurso para salvaguardar el Reglamento Municipal y el libre ejercicio de reunión de los ciudadanos. “Estos días se nos preguntaba si con las Elecciones Municipales hay riesgo para que continúen celebrándose estos presupuestos participativos, en el caso de que se produzca un cambio político en Valladolid”, ha recordado Bustos. “Nos gustaría responder que no existe ese riesgo porque de lo contrario, se estaría vulnerando un derecho básico de la ciudadanía”, ha dejado caer el concejal de Participación.

La asamblea de hoy lunes ha quedado suspendida pero desde el Ayuntamiento se espera que el recurso sea atendido favorablemente por la Junta Electoral y puedan celebrase las asambleas convocadas durante toda la semana.

Vox y la "alergia a la democracia"

Tras conocer la decisión de la Junta Electoral, la formación Valladolid Toma la Palabra ha hecho público un comunicado en el que consideran la petición del partido de ultra derecha "una esclarecedora carta de presentación por parte de VOX en la vida municipal de Valladolid".

"Cuando aún no se le conoce una sola propuesta para mejorar la vida en nuestra ciudad, se apresta a tratar de impedir que la ciudadanía pueda realizar las suyas. VOX no está preocupado por el juego limpio en campaña electoral, sino que tiene alergia a la democracia y a la participación ciudadana. Lo que está buscando es dejar en suspenso el proceso para poder suprimirlo en el caso de que llegara a formar parte del gobierno de la ciudad. Una fuerza de extrema derecha no concibe la posibilidad de que sea la ciudadanía la que decida sobre el destino del dinero público, y percibe la participación ciudadana como una amenaza a su autoritarismo", se indica desde Valladolid Toma la Palabra antes de asegurar que, pese a todo "los presupuestos participativos han llegado para quedarse". "Es una conquista de la ciudadanía vallisoletana, y cuando la ciudadanía conquista nuevos derechos no acepta que se retroceda en democracia. Valladolid toma la palabra tiene plena confianza en que los vecinos y vecinas de nuestra ciudad darán la espalda a quienes vienen a decirles que su opinión no debe contar. La gran mayoría de la ciudad rechaza de forma tajante el sobrenombre que, de forma totalmente injusta, asociaba a Valladolid con ideas trasnochadas y antidemocráticas. Esta ciudad ha demostrado que es abierta y tolerante, y que tiene capacidad para decidir de forma sensata y razonable en qué quiere que se gaste el dinero público", señala la formación.

"Las inversiones decididas en pasadas ediciones de los presupuestos participativos ya están mejorando la vida de los barrios de la ciudad y el compromiso de Valladolid Toma la Palabra es no solo mantener, sino profundizar en este derecho durante el próximo mandato. Al respecto, propondrá que las votaciones se amplíen a proyectos de ciudad, no limitados a un barrio concreto, y abrirá las posibilidades de participación regulando también consultas directas de carácter vinculante para decidir sobre los grandes asuntos de la ciudad", anuncian.

No hay comentarios