Llegada de la procesión a la Plaza de la Libertad durante el acto del Ateneo Republicano. FOTO: últimoCero
Llegada de la procesión a la Plaza de la Libertad durante el acto del Ateneo Republicano. FOTO: últimoCero

La acción de Abogados Cristianos tras el incidente del pasado 14 de abril no se ha hecho esperar. Tras las numerosas reacciones y manipulaciones de los hechos en medios y redes, el Ateneo Republicano emitió ayer un comunicado denunciando su utilización electoralista, hoy llega el anuncio de querella por “incitación al odio” de la asociación ultracatólica con sede en Valladolid contra el grupo de asistentes y organizadores del acto republicano, considerando que “atacó la procesión del Domingo de Ramos en Valladolid”.

Los hechos sucedieron el pasado domingo en la Plaza de la Libertad al coincidir la celebración del Día de la República, que el Ateneo Republicano organiza anualmente y tuvo que posponer dos horas a instancias de la Subdelegación de Gobierno por solaparse en tiempo y lugar con las celebraciones religiosas, con el retraso en la vuelta de dos cofradías a sus respectivas parroquias, irrumpiendo durante el acto a ritmo de corneta y tambor, respondiendo los asistentes con gritos de “España mañana será republicana” y abucheos al sentirse provocados, en total ausencia de efectivos policiales ni municipales ni nacionales.

Después de que este incidente haya sido víctima de una campaña de manipulación informativa en medios y redes social, incluso el Secretario General del PP, Teodoro García Egea, utilizara el incidente para acusar al PSOE de hacer “escraches en una procesión el Domingo de Ramos”, la Asociación Española de Abogados Cristianos presentará una querella por “incitación al odio” contra el “grupo de republicanos que atacó la procesión del Domingo de Ramos en Valladolid”.

Polonia Castellanos, presidenta de la Asociación Española de Abogados Cristianos. FOTO: Gaspar Francés
Polonia Castellanos, presidenta de la Asociación Española de Abogados Cristianos. FOTO: Gaspar Francés

Según anuncian, la denuncia por la vía penal irá dirigida tanto contra los organizadores del acto, como contra los asistentes que participaron en él, basándose en los “insultos” a los cofrades con adjetivos como “cucusclaneros” o “meapilas”. Polonia Castellanos, abogada y presidenta del colectivo ultracatólico, lamenta que en la procesión hubiera niños aunque “a los que insultaban no les importó lo más mínimo”.

Castellanos carga contra el Gobierno municipal y su alcalde, Óscar Puente, argumentando que “esto es sólo una muestra más de que el actual Ayuntamiento de Valladolid no respeta a los cristianos ni garantiza sus derechos fundamentales”. Paradójicamente, tanto Puente como otros concejales, igual que en años anteriores, están participando activamente de estas y otras celebraciones católicas, lo que le ha valido las críticas de numerosos colectivos que defienden la aconfesionalidad de las instituciones públicas.


Noticias relacionadas

El Ateneo Republicano denuncia la utilización electoral del incidente del 14 de abril

La Semana Santa no logra acallar la celebración del Día de la República en Valladolid

Campaña de Abogados Cristianos para que Puente vote en contra de “la libertad de conciencia y el carácter laico del Ayuntamiento”

 

No hay comentarios