Corte de las calles del centro esta mañana. FOTO: Gaspar Francés
Corte de las calles del centro. FOTO: Gaspar Francés

Informar a la población del problema de la contaminación y reclamar soluciones a las Administraciones, a través de las propuestas de las distintas candidaturas a las próximas elecciones municipales es el objetivo de la jornada “¿Sin coches? Hacia un Valladolid más respirable” que organiza Ecologistas en Acción y que sentará en un debate a los candidatos a la alcaldía el próximo 7 de mayo, a las 19,30 horas, en el Salón de Grados de la Facultad de Derecho.

El programa de las jornadas en las que se desarrollará el debate entre Óscar Puente (PSOE), Pilar del Olmo (PP), Manuel Saravia (VTLP), Miguel Holguín (Podemos) y Martín Fernández (Ciudadanos) incluye también tres ponencias: A las 18:30 horas versará sobre “las emisiones de gases de invernadero en Valladolid” y correrá a cargo de Íñigo Capellán, de la Universidad de Valladolid. A las 18:40 horas está prevista otra para abordar “la calidad del aire en Valladolid” por Miguel Ángel Ceballos de Ecologistas en Acción y como aperitivo del debate, a las 19 horas, un representante del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, habñará de “contaminación y salud”.

Según explica Ecologistas en Acción, la combustión de energías fósiles en el transporte, la industria y la edificación es la responsable de dos problemas de primera magnitud: la contaminación atmosférica, que deteriora nuestra salud localmente, y el cambio climático, que “amenaza la continuidad de nuestra sociedad tal y como la conocemos en las próximas décadas, si no actuamos contundentemente a una escala global”.

En los últimos años, la práctica totalidad de la población española viene respirando aire contaminado, que incumple los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En las ciudades, el tráfico es el responsable de la mayor parte del dióxido de nitrógeno (NO2) y las partículas finas (PM2,5) en el aire ambiente, los dos contaminantes más peligrosos.

En Valladolid, además, el contaminante que actualmente presenta una mayor extensión y afección a la población es el ozono troposférico, formado en primavera y verano por efecto combinado de la radiación solar y las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y compuestos orgánicos volátiles (COV) del tráfico y la industria, que se acumulan en el Sur de la ciudad.

Junto al ozono, se mantienen problemas de mala calidad del aire por dióxido de nitrógeno y partículas, especialmente en episodios de mala ventilación de la ciudad como el vivido durante la segunda quincena del pasado mes de febrero, que conllevó el cierre del centro al tráfico durante cinco días consecutivos.

Las últimas estimaciones de la OMS y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) sobre la repercusión sanitaria de la contaminación son muy preocupantes. Elevan en el año 2015 hasta al menos 30.000 las muertes prematuras en España, con una media de 225 fallecimientos anuales en la aglomeración de Valladolid, formada por la capital y los municipios de su entorno inmediato.

“Con el cambio de ciclo económico, asistimos a un repunte de esta contaminación y también de las emisiones de gases de efecto invernadero en la ciudad, que tienen el mismo origen, sin que por parte de las administraciones se estén adoptando las medidas precisas para revertir esta peligrosa dinámica. De hecho, la Junta de Castilla y León se niega a elaborar el preceptivo Plan de Mejora de la Calidad del Aire que reduzca las emisiones del tráfico urbano e interurbano y de algunas industrias como Iberdrola o Renault, pese a la sentencia judicial que el año pasado declaró esta obligación legal”, indica Ecologistas antes de recordar que “a pesar de que el Ayuntamiento de Valladolid cuenta desde hace dos años con un Plan de Acción ante situaciones de alerta por mala calidad del aire, tampoco ha adoptado de momento las medidas estructurales en materia de movilidad que permitan mejorar la situación, favoreciendo el transporte público, la bicicleta y el tránsito peatonal, en detrimento del vehículo privado”.

“Urge tomar verdaderas medidas estructurales de calado que permitan mejorar la situación, caminando con mayor decisión hacia una ciudad más respirable y evitando estar a expensas de las condiciones meteorológicas. ¿Qué acciones estamos dispuestos a adoptar para evitar los periódicos episodios de contaminación y sus impopulares consecuencias coyunturales?”, es la pregunta que pone sobre la mesa Ecologistas en Acción para abrir este debate.

No hay comentarios