Cabecera de la manifestación convocada por CCOO y UGT esta mañana en Valladolid. Foto: Gaspar Francés
Cabecera de la manifestación convocada por CCOO y UGT esta mañana en Valladolid. Foto: Gaspar Francés

“Nuestro país necesita un pacto de izquierdas para conquistar el futuro. Este primero de mayo debe ser una gran ola social que llegue al Parlamento y provoque un cambio de políticas para que las personas sean los primero. Hay una mayoría progresista. No caben excusas para volver a las políticas de derechas. La España vaciada necesita votos de progreso”. Estas han sido solo algunos de los mensajes que los líderes de los grandes sindicatos UGT y CCOO, Faustino Temprano y Vicente Andrés, respectivamente, han transmitido hoy a las 4.000 personas que, según datos oficiales de la Delegación del Gobierno, han participado esta mañana en Valladolid en la tradicional manifestación convocada por las grandes centrales menos numerosa de los últimos años. Por su parte, el Bloque Crítico ha reunido a más de 2000 personas, 550 para la Subdelegación de Gobierno, reivindicado sus derechos frente a la CVE en su tercera convocatoria del Primero de Mayo al margen de CCOO y UGT, centrándose en la defensa de los derechos laborales y la justicia social.

Si el líder autonómico de UGT, Faustino temprano abría micro con ese llamamiento a la participación en las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas, su homólogo en CCOO, Vicente Andrés, reclamaba con fuerza que el futuro gobierno “esté con el pueblo”. “Debe conformarse con la izquierda y si no será un fraude. Es la última oportunidad de la socialdemocracia de este país”, advirtió mientras, entre el público, se escuchaban gritos de “¡con Rivera no!”.

El cambio de modelo productivo, el fin de la precariedad, los fraudes laborales con las horas extras no cobradas, los falsos autónomos o el fraude de la economía colaborativa centraron, al margen de los mensajes electorales, los discursos de los líderes sindicales que, en el caso de Andrés, concluyó su intervención con una petición expresa al Ayuntamiento de Valladolid para que haga un reconocimiento a los 500 sindicalistas que fueron detenidos por los golpistas del 36 en Valladolid.

La resaca electoral de las generales ha estado presente en buena parte de los corrillos previos que se han formado al inicio de la manifestación en la Plaza de Colón. Por allí se han dejado ver, como cada año, aunque en esta ocasión con más compañía si cabe, los dirigentes del PSOE, con Luis Tudanca a la cabeza, pero en compañía de los nuevos diputados y senadores electos, así como por buena parte de los representantes municipales, con el alcalde Óscar Puente a frente y la presencia de la aún portavoz de Sí se Puede en el Ayuntamiento, Charo Chávez, que ocupa el cuarto puesto de la lista socialista municipal.

También el coordinador regional de IU, José Sarrión y los concejales de Valladolid Toma la Palabra, Manuel Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos han participado en una manifestación en la que, en su tramo final, Anticapitalistas ha desplegado sus banderas y consignas (prácticamente las únicas que se han coreado durante la movilización).

Con mucha mayor discreción y sin participar activamente en la movilización, también ha estado presente en el inicio el candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Valladolid, Martín Fernández Antolín.

Las reivindicaciones laborales y de justicia social centran el Primero de Mayo del Bloque Crítico

Cabecera de la manifestación del Bloque Crítico. FOTO: Jorge Ovelleiro
Cabecera de la manifestación del Bloque Crítico. FOTO: Jorge Ovelleiro

La numerosa manifestación del Bloque Crítico de este Primero de Mayo, de nuevo al margen de CCOO y UGT, ha vuelto a estar protagonizada por las reivindicaciones laborales y de justicia social, al margen de debates pre o post electorales, pero manteniendo su rechazo a las políticas contra los derechos de la clase obrera. Aunque la Subdelegación de Gobierno ofrece la escueta cifra de 550 manifestantes, fuentes de la organización sostienen que fueron más de 2000 personas las que secundaron la protesta, incrementándose respecto a las anteriores.

“Trabajadores, pensionistas y estudiantes, juntos y adelante” fue uno de los lemas coreados, resumiendo una parte del sentir de la protesta, convocada de forma unitaria por Parad@s en Movimiento, CGT, CNT, Marabunta, Bloque Obrero y Coordinadora por la Defensa del Sistema Público de Pensiones. Tras la pancarta “Derecho que no se defiende, se pierde. Valladolid en lucha”, sujeta por representantes de las distintas organizaciones, salieron de la Plaza de la Libertad al mediodía, dirigiéndose a la sede de la Confederación Vallisoletana de Empresarios en la Plaza de Madrid con un recorrido paralelo al de la manifestación de UGT y CCOO que pasaba por la de España en ese momento.

Ya frente al edificio que CCOO comparte con la CVE gritaron consignas como “Mirala, ahí está, la cueva de Alí Babá”, “Comisiones y UGT sindicatos del poder” o “no hay otra manera, o con la patronal o con la clase obrera”. Tras esta parada, al paso por Caño Argales, plaza junto a la que se ubica la sede de la asociación ultracatólica Abogados Cristianos, las manifestantes les dedicaron cánticos como “fuera rosarios de nuestros ovarios”, “el Papa no nos deja comernos las almejas” o “mi cuerpo es mío y yo decido”.

“Nosotras no olvidamos las muertas de Chicago” se escuchó entorno a la pancarta de CNT en recuerdo y reconocimiento a los sindicalistas anarquistas ejecutados en 1886 por las protestas mediante las que lograron la jornada de ocho horas, efeméride que se conmemora con este Día Internacional de los Trabajadores, la misma conquista que se logró en Barcelona con la huelga de La Canadiense en 1919, también de corte anarcosindicalista.

Durante la manifestación han recibido varias muestras de apoyo de viandantes, como un hombre que a la altura de San Luis, ya camino de Vadillos, observó orgulloso e inmóvil el paso de la marcha con el puño levantado y apoyado en su bastón. Además de las consabidas banderas, sobre todo anarcosindicalistas, varios ‘riders’ de la empresa de reparto a domicilio Glovo participaron en la protesta ataviados con sus características mochilas amarillas y bicis, reivindicando los derechos laborales de un gremio altamente precarizado.

Ya en la Plaza de los Vadillos, las organizaciones convocantes dieron lectura a sus discursos. Comenzando por Parados en Movimiento, cargando contra el “paro estructural que va a ser difícil quitarnos de encima” reclamando reducciones en las jornadas para conseguir un “reparto laboral”. También reclamaron la aplicación de la Carta Social Europea, suscrita por España este mismo año o una renta básica y universal.

La representante de la Coordinadora Provincial por la Defensa del Sistema Público de Pensiones dio lectura a la carta que han remitido a Pedro Sánchez, manteniendo lo que anuncia su eslogan de “gobierne quien gobierne las pensiones se defienden” y sumándose al mensaje de “con Rivera no” que se viene repitiendo desde el pasado domingo, animando a participar en su próxima manifestación el 11 de mayo. Desde la asamblea de autodefensa feminista Marabunta apostaron por que las luchas de las mujeres de clase obrera estén en el centro, y más el 1 de mayo, cargando contra la alianza entre patriarcado y capital, una de sus máximas. Más allá del conocido como ‘techo de cristal’, reivindicaron que “la mayoría de las mujeres trabajadoras no podemos despegar nuestros pies de un ‘suelo pegajoso’ que no nos permite tener unos sueldos y unas condiciones dignas de trabajo, ya que los empleos asociados tradicionalmente a las mujeres están peor pagados y son los menos valorados”, atacando a la raíz de la ‘brecha salarial’.

Desde el Bloque Obrero se preguntaron "dónde están esos derechos de la Constitución que teníamos garantizados la clase trabajadora", manteniendo que la "nueva socialdemocracia" no va a solucionar los problemas de la clase trabajadora "porque no lo ha hecho nunca y no lo va a hacer ahora" y reivindicando que "la solidaridad de la clase en la diversidad ideológica se tiene que movilizar permanentemente". En nombre de CGT intervino una trabajadora del servicio público 112 “público, esencial, privatizado y en consecuencia precarizado”, defendió los derechos en materia de salud, vivienda, pensiones, educación o cultura, cargando contra las políticas “clientelistas” de la Junta o la Inspección de Trabajo por no atajar la precariedad laboral: “Porque vamos a trabajar para ganarnos la vida, no para perderla en el trabajo”.

“sabemos que su mundo no nos convence, que no funciona” comenzó en representante de CNT asegurando que “lo único que nos ha dejado su mundo son pueblos vacíos, fábricas sacadas y cerradas de este país, los recursos y las ganancias repartidos entre una minoría y por la parte que nos toca trabajos de mierda, salarios de mierda y condiciones laborales de mierda”. Tras esta ferviente arenga, la jornada concluyó con una comida popular en la plaza y dos opciones de menú, patatas con setas o paella, ambas a precios populares, con los corros de comensales buscando la sombra después de la solana durante la manifestación.

Cabecera de la manifestación de Laguna de Duero.

También en Laguna de Duero, por segundo año consecutivo ha habido manifestación local por el primero de mayo."Un año más estamos aquí, hemos recorrido las calles de este pueblo en defensa de la clase trabajadora. Una manifestación que nuevamente ha sido promovida por la juventud con la ayuda de grupos y organizaciones políticas y vecinales", han recordado al términio de la manifestación.

No hay comentarios