José Sarrión, en el centro, presenta el programa de Castilla y León en Marcha. Foto: Gaspar Francés
José Sarrión, en el centro, presenta el programa de Castilla y León en Marcha. Foto: Gaspar Francés

Castilla y León en Marcha, la formación política integrada por Izquierda Unida, Anticapitalistas, el Partido Castellano y Alternativa Republicana, ha presentado hoy su programa electoral en el que se incluyen medidas para que la voz de la ciudadanía más crítica tenga que ser escuchada por la administración autonómica gracias a una nueva Ley de Consulta Popular.

Así lo ha comentado hoy el número uno de la candidatura, el actual portavoz de IU en las Cortes, José Sarrión, en la rueda de prensa en la que se ha dado a conocer un documento “que no ha sido elaborado en los despachos”, sino escuchando la voz de “más de 300 personas de las nueve provincias” y que “emana de los movimientos sociales de la Comunidad”.

El programa “social y de cambio” de la nueva formación, única que concurre a las elecciones autonómicas que ha elaborado su lista en primarias abiertas, se articula en torno a 6 grandes bloques, siendo el primero de ellos el del modelo productivo en el que la apuesta se centra en la defensa del empleo estable y con derechos, ya que el paro “sigue siendo el principal problema en Castilla y León”.

Es en el bloque denominado democrático donde se contempla no solo la reforma de la Ley de Iniciativa Legislativa Popular, sino la aprobación de una Ley de Consulta Popular que “establezca y regule la obligación de consultar a la ciudadanía sobre la puesta en marcha de los proyectos que por cuantía o sensibilidad lo requieran”. “Se propone que cuando el proyecto requiera más del 10% del presupuesto de la consejería de que se trate, o que cuando más del 5% de los ciudadanos afectados por el mismo lo requieran, se abra un proceso de refrendo para conocer las demandas ciudadanas”, se indica en el programa.

El tercero de los bloques hace referencia a los servicios públicos, cuya defensa se considera equivalente a la de las clases trabajadoras, ya que los servicios de Educación, Sanidad, Dependencia… son parte de su salario indirecto.

La despoblación también tiene un apartado diferenciado y en él se propone una reforma territorial basada en la comarcalización frente al modelo de las diputaciones provinciales.

Las políticas medioambientales y el feminismo “sin apellidos ni ambages”, completan los ejes sobre los que pivota el programa de Castilla y León en Marcha.

Puedes consultar aquí el PROGRAMA COMPLETO DE CASTILLA Y LEÓN EN MARCHA.

No hay comentarios