Fachada de la Universidad de Valladolid.
Fachada de la Universidad de Valladolid.

La Universidad de Valladolid retrasa la subida de salario establecida en el Estatuto del Personal Investigador en Formación (EPIF), que aprobó el Gobierno en el Consejo de Ministros ya el pasado mes de marzo en el Real Decreto 103/2019. Este estatuto supone la aprobación de un salario que aumenta gradualmente en los cuatro años de contrato entre los 15.888 y los 21.279 euros anuales. Esta es la denuncia que realiza la asociación INICIACTIVA (Investigación Activa de la Universidad de Valladolid), que aglutina a jóvenes investigadores de la Uva.

Según explican, los empleados reciben actualmente una paga de unos 13.800 euros –dependiendo de la procedencia del contrato (Universidad de Valladolid, Junta de Castilla y León y Ministerio de Educación, entre otros)–.

Diversos contratados predoctorales de la Universidad ya se han movilizado y han realizado un escrito formal para exigir a la UVa que ajuste su retribución a la normativa vigente. Los empleados aún no han recibido una respuesta por parte de la UVa y siguen esperando, por tanto, la subida de sueldo.

Los contratados predoctorales ya están en contacto con sindicatos y no descartan futuras movilizaciones si la Universidad de Valladolid sigue sin aplicar el estatuto aprobado por el Consejo de Ministros.

No hay comentarios