Juan Gascón Sorribas, portavoz de Ganemos en el Ayuntamiento de Palencia y miembro de IU, y Carmen López Cedrón, abogada y socia del Ateneo Republicano.
Juan Gascón Sorribas, portavoz de Ganemos en el Ayuntamiento de Palencia y miembro de IU, y Carmen López Cedrón, abogada y socia del Ateneo Republicano.

Bajo el título “Inmatriculaciones de la iglesia: apropiación de los monumentos del pueblo”, se celebró ayer jueves una conferencia en el local del Ateneo Republicano de Valladolid. La conferencia estuvo a cargo de Juan Gascón Sorribas, portavoz de Ganemos en el ayuntamiento de Palencia y miembro de IU, y de Carmen López Cedrón, abogada y socia del Ateneo Republicano. Ambos pertenecen a la Coordinadora Recuperando, entidad que agrupa a varias plataformas que trabajan a nivel estatal para divulgar y combatir el problema de los bienes públicos que la Iglesia Católica ha inmatriculado a su nombre, apropiándoselos.

Gascón comenzó su intervención afirmando que la Coordinadora Recuperando no debería existir, puesto que es el Estado quien debería hacerse ocuparse de poner fin al abuso que las inmatriculaciones suponen. “Es el Estado quien tiene el mandato de velar por los intereses públicos, y en este caso, los bienes de dominio público que pertenecen a todos los ciudadanos y que han sido inscritas a nombre de la Iglesia Católica que no ha podido demostrar su propiedad”.

Gascón explicó el proceso seguido en la ciudad de Palencia contra la inmatriculación de la iglesia de San Francisco en el año 2015, contestada con las alegaciones interpuestas por IU de Palencia, que con el apoyo de otros colectivos logró demostrar la inexistencia de título alguno que demostrase que la propiedad pertenecía a la Iglesia.

Estas alegaciones fueron apoyadas por una campaña de divulgación, por concentraciones en las calles palentinas y por reclamaciones hechas ante el propio presidente Rajoy, aprovechando su visita a Palencia para inaugurar junto a su ministro y diputado por Palencia, Méndez de Vigo, el Año Europeo del Patrimonio Cultural.

Las alegaciones demostraron que ni la iglesia de San Francisco ni las fincas colindantes pertenecían a la Iglesia Católica, como afirmaba el Obispado, y la inmatriculación fue denegada por el Juzgado nº 6 de Palencia, que la archivó.

En el proceso de reclamación falló la Junta y falló el Ayuntamiento, que no quisieron intervenir para devolver la propiedad al dominio público, explicó Gascón, quien también hizo hincapié la necesidad de trabajar en proyectos de reutilización de estos bienes de dominio público con el fin de convertirlos en centros culturales al servicio de toda la población.

Carmen López Cendrón por su parte, expuso los procedimientos legales llevados a cabo hasta conseguir que el proceso de inmatriculación fuera archivado, basándose en la inexistencia de documentos de propiedad de la Iglesia sobre los bienes inmatriculados, que superan los 40.000 en todo el país y comprenden desde edificios históricos como la Mezquita de Córdoba o la Giralda de Sevilla, hasta casas, calles, plazas y kioscos. Para conseguir identificar todos los inmuebles que puedan haber sido injustamente inscritos a favor de la Iglesia, López Cendrón explicó que la Coordinadora Recuperando trabaja para que se le faciliten las Notas Simples de inscripción de bienes en los Registros, dado que la publicación de bienes inmatriculados a que se comprometió el Gobierno, no acaba de publicarse.

“Los bienes de dominio público son propiedad de todos”, afirmó López Cendrón, “y todos, desde el Estado hasta el último ciudadano tenemos que actuar para impedir que ninguna entidad privada se los apropie”.

No hay comentarios