Luis Palomo recogiendo el premio
Luis Palomo recogiendo el premio "camiseta Verde". FOTO: Gaspar Francés

La Plaza de la Universidad ha acogido este mediodía la celebración del Día de la Escuela Pública en Valladolid, una jornada en la que anualmente el Movimiento por la Escuela Pública, Laica y Gratuita reafirma la “necesidad de una transformación en la educación para que pueda ser el motor de un verdadero cambio social”. Como reconocimiento a toda una vida de lucha por este modelo educativo han concedido el premio Camiseta Verde 2019 a Luis Palomo, histórico activista vallisoletano.

No obstante, no anunciaron su nombre hasta que Guillermo Martín, también activista en numerosos movimientos locales y sindicalista, diera una serie de “pistas” sobre su persona, como “esas reuniones en las que estabas deseando que el no interviniera, porque se explayaba y nos dejaba ahí escuchando”, bromeó antes de reconocer lo certero de sus planteamientos: “Gracias, has cumplido sobradamente, no solo con la defensa de la escuela pública”, reconoció destacándole como un “referente de cómo hacer las cosas bien”, además de subrayar que “ningún partido defiende y defenderá la escuela pública como el partido en el que milita”, Izquierda Unida.

Javier Gutierrez, profesor y portavoz de Ecologistas en Acción, fue el encargado de desvelar el nombre del premiado, recordando que ni siquiera lo conoció por su nombre real sino por el sobrenombre de Pedrín, desvelando que el suyo en aquella “época difícil” de la lucha antifranquista era Cosme, subrayando su estrecha relación desde entonces, incluso viviendo en su casa durante una época. Ahondando en lo pertinente de este premio, destacó la “constante que ha dado sentido a su vida” que es su “pasión por la escuela pública, laica y gratuita”, motivado por la lucha por la igualdad y la justicia.

A continuación distintas personas tomaron el micrófono para reconocer diferentes facetas de Palomo, anécdotas y recuerdos de sus luchas: “Estoy aprendiendo yo de mi”, respondió a voz en grito desde su silla siguiendo atento cada palabra que le dedicaron. A continuación, Palomo subió al escenario para recibir un cuadro donado por Manolo Sierra y una sonora ovación, antes de que el homenajeado interviniera en la Plaza de la Universidad: “Lo fundamental es que sigamos currando por lo público, que es lo único que garantiza el derecho a todas y todos a la educación” reclamó frente a la tendencia que pretende “destruir lo público para avanzar en el negocio de los privado”, uniendo otras luchas como la sanidad o las pensiones.

Alertó sobre la “competitividad” imperante que “oscurece los valores de solidaridad y de igualdad por los que tenemos que pujar, haya lo que haya por el medio”. En este sentido recordó, como hizo antes Guillermo, sus palabras antes de las elecciones del pasado fin de semana: “Salga lo que salga, y ya hemos visto lo que ha salido, hay que seguir luchando por una sociedad más justa y solidaria, que es posible”, concluyó antes de despedirse al grito de “¡viva la escuela pública!”.

La celebración continuó bajo el imponente sol de este sábado y la música de la dulzaina y el redoblante, con el público buscando las sombras, entre ellos la concejala de Educación, Victoria Soro, o los tres reelegidos por Toma la Palabra, entre otros. Tras la actuación del coro Kantika hubo una comida popular antes de los talleres y las actividades de la tarde.


Noticias relacionadas

“Hasta la victoria siempre Avelino, compañero”

San Pedro Regalado grita: ¡Viva la Escuela Pública!

No hay comentarios