Diego, abogado y padre de familia numerosa, en su despacho de Valladolid. Foto: “El Carrusel” taller de fotografía
Diego, abogado y padre de familia numerosa, en su despacho de Valladolid. Foto: “El Carrusel” taller de fotografía

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad ha desestimado el recurso presentado por la Junta de Castilla y León para tratar de mantener la exclusión del título de familia numerosa a un padre discriminado por no estar casado.

En la sentencia 836 fechada el 4 de junio, el tribunal vuelve a dar la razón a un padre y se ratifica la condena dictada por el juzgado de lo Contencioso Administrativo 1 de Valladolid que obligó a la Junta de Castilla y León a incluir en título de familia numerosa a Diego, un padre con tres hijos y 12 años de convivencia que había sido discriminado por no estar casado con su pareja.

En su recurso la Junta, al margen de cuestiones formales, entendía que “de la normativa de aplicación se desprende que, en el caso de no exista vínculo matrimonial entre los progenitores, sólo uno de ellos integrará la familia numerosa con los hijos comunes”. Sin embargo, en su fallo, el TSJ entiende que el afectado “si bien no está unido por vinculo conyugal a la madre de sus hijos, sí lo está por “relación afectiva análoga a la conyugal”, por lo que no hay motivo para que no le sea aplicable el mismo régimen que a los unidos por vinculo conyugal, si este no lo impide”.

“Concluir que solo los ascendientes unidos por vinculo conyugal pueden ser considerados conjuntamente como ascendientes en el título de familia numerosa y no cuando lo están por “relación afectiva análoga a la conyugal”, supone una clara discriminación de estos últimos proscrita por el artículo 14 de la Constitución, pues no se aprecia razón alguna para dar protección a un ascendiente unido por vinculo conyugal y no al unido por vinculo “análogo al conyugal”.

El TSJ concluye: “A pesar de la literalidad de la norma y de los precedentes habidos en su elaboración detallados en el escrito de apelación, consideramos que debe hacerse una interpretación del mismo acorde con su finalidad de protección de los todos los miembros de la familia numerosa, y respetuosa con el principio de igualdad de la Constitución Española”.

“Aunque esperaba el fallo de la Sentencia, siempre es un alivio ver la resolución y comprobar en negro sobre blanco que el juzgado te da la razón, en este caso la Sala del TSJ. En este procedimiento además se junta tanto la satisfacción a nivel personal, esta sentencia me reconoce un derecho, y a nivel profesional” ya que Diego, abogado de profesión ha sido quien se ha encargado de la defensa jurídica del asunto. “Reconozco que quizás me ha alegrado más a nivel profesional, siempre es una gran sensación percibir que mi trabajo sirve para arreglar situaciones injustas como esta”.

Pese a declararse contento tras este fallo a nivel personal, Diego confiesa tener un poco de “rabia” al pensar que ha tenido que pasar por esto, “cuando era claro que tenía que tener el derecho a estar inscrito en el libro de familia numerosa”, que cumplí los requisitos más importantes: “Para mí el único, que es ser miembro de una familia numerosa con lo que ello implica”.

Aunque recuerda que esta sentencia aún no es firme, y podría plantearse un recurso de casación ante el Supremo la alegría con la que Diego recibe este fallo le hace acordarse de “toda la gente que me ha dado su apoyo, gente que con independencia de sus creencias e ideologías, consideraba una injusticia y casi una aberración que no se me reconociese como miembro de una familia numerosa por no estar casado”.

Con este fallo, si la Junta insiste y recurre, Diego confía tranquilo en “estar un paso más cerca del fin de todo este sinsentido” del que últimoCero se hizo eco desde un principio.


Noticias relacionadas:

La Junta recurre la condena a incluir en el título de familia numerosa a un padre discriminado por no estar casado

 

No hay comentarios