Los contratados predoctorales de la Universidad de Valladolid han comenzado esta mañana las movilizaciones a las puertas del Palacio de Santa Cruz.
Los contratados predoctorales de la Universidad de Valladolid han comenzado esta mañana las movilizaciones a las puertas del Palacio de Santa Cruz.

Los contratados predoctorales de la Universidad de Valladolid han comenzado esta mañana las movilizaciones por el incumplimiento del Estatuto del Personal Investigador en Formación (EPIF) por parte de la institución académica. Han registrado un escrito colectivo en el que avisan a la UVa de que, de no cumplirse esta subida del salario aprobada en Real Decreto el pasado 16 de marzo, acudirán a mecanismos legalmente previstos, "incluidos los jurisdiccionales".

En el escrito, los trabajadores también han solicitado una reunión con el Vicerrectorado de Investigación, Innovación y Transferencia. El escrito está firmado por un total de 43 contratados –hay 226 contratados predoctorales con contrato propio de la institución académica, según la UVa, a los que hay que añadir los de la Junta de Castilla y León y los del Ministerio–.

Estos empleados señalan que las razones ofrecidas por la Universidad de Valladolid para el retraso de este pago son insuficientes. La institución asegura que están esperando las indicaciones de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y el Gobierno. Sin embargo, la CRUE ya emitió un informe jurídico en el que se concluyó: “Los salarios devengados a partir del día 16 de marzo de 2019 de todos los contratos pre-doctorales, presentes y futuros, deberían ser actualizados, pese a las profundas contradicciones que derivan de la deficiente regulación, a la garantía salarial profesional mínima”. Respecto al Gobierno, también indicaron en una nota informativa que la subida del sueldo tiene que aplicarse.

Los predoctorales de la UVa comparan el incumplimiento del EPIF con las empresas que no suben el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a sus trabajadores. Se trata de una norma aprobada por Real Decreto y, por tanto, la Universidad de Valladolid debe aplicarlo y pagar las cuotas correspondientes desde el 16 de marzo (cuando se aprobó el Real Decreto 103/2019). Precisamente, los predoctorales tienen en la actualidad un sueldo muy similar al SMI, en torno a 13.800 euros al año, dependiendo del contrato. El sueldo aprobado en el EPIF, en cambio, asciende gradualmente en los años de contrato entre los 15.888 euros (los dos primeros años) y los 21.279 euros (el cuarto año).


Noticias relacionadas:

El personal predoctoral plantea movilizaciones si la UVa no paga el sueldo que les corresponde en junio

No hay comentarios