Momento en el que cuatro agentes proceden a una de las detenciones el pasado sábado.
Momento en el que cuatro agentes proceden a una de las detenciones el sábado 23 de marzo.

La Policía Municipal de Valladolid ha usado la Ley Mordaza para presentar denuncia contra dos testigos que grabaron el pasado 23 de marzo la actuación de agentes del Cuerpo Nacional de Policía para detener a tres personas por los incidentes ocurridos en la Plaza del Carmen de las Delicias donde el partido de ultraderecha Vox había instalado una caseta informativa.

Los testigos denunciados por la Policía local, ya han recibido el acuerdo de iniciación del expediente sancionador en el que se les multa con 601 euros por grabar lo sucedido y 201 euros más por increpar a los agentes que participaron.

En el expediente, los agentes de la Policía Municipal indican que “a petición de los agentes de la Policía Nacional colaboraron en la detención de una persona en estado de gran agresividad y excitación” y que finalizada dicha detención y “asegurada la zona” se dirigieron al denunciado que, según indican, “había estado grabando la imagen y cara de los agentes de forma directa” para pedirle que se identificara y “borrara voluntariamente as imágenes de su dispositivo de telefonía móvil”, a lo que “se negó en rotundo”.

Los agentes hacen constar que tan solo dos días después recibieron en sus teléfonos móviles a través de WhatsApp, Twitter e Instagram los vídeos publicados en los que se les podía identificar.

Además, a los dos testigos se les imputa haber menospreciado e insultado a los agentes durante su actuación, algo que ellos niegan de plano en las alegaciones en las que también rechazan haber difundido ningún tipo de grabación y que ya han sido presentadas frente a la propuesta de resolución que firma el subdelegado del Gobierno.

El pasado 23 de marzo, sobre las 14 horas en la Plaza del Carmen de las Delicias, se produjo un enfrentamiento entre los participantes en una caseta informativa de Vox y un grupo de vecinos que cuestionaba la presencia del grupo de extremaderecha en el barrio. La actuación de la Policía Nacional, que llegó a ser calificada como “desproporcionada” por el propio alcalde de la ciudad, Óscar Puente, se saldó con la detención de tres personas. Dos ellas, un matrimonio que aseguró desde un principio no tener nada que ver con lo sucedido y que denunciaron a su vez a los agentes que intervinieron en su detención.

El procedimiento abreviado abierto inicialmente en Instrucción 1 por atentado y resistencia contra la autoridad y un supuesto delito de odio por parte de los detenidos ya han sido aportadas distintas pruebas videográficas de lo ocurrido y han tenido que declarar, como investigados, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que a su vez han sido denunciados por el matrimonio por su “injustificada” y “desproporcionada” detención.


Noticias relacionadas:

El juez llama a declarar como investigados a tres policías por los altercados con Vox en Delicias

 

No hay comentarios