Javier García, concejal de Vox Valladolid
Javier García, único concejal de Vox en Valladolid.

El único concejal de la formación de extrema derecha Vox en el Ayuntamiento de Valladolid, Javier García, no participará en los actos oficiales del Día del Orgullo LGTBI por considerar que “la orientación sexual pertenece al ámbito privado de las personas, no debiendo las Administraciones Públicas hacer políticas ideológicas al respecto, ni gastar dinero público en las mismas, y menos aún inmiscuirse en la educación de la infancia, donde hay que respetar el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus creencias y valores”.

En un correo remitido al Consistorio en el que parece recogerse un argumentario ‘tipo’, el concejal de Vox indica que su formación cree que “toda persona tiene los mismos derechos y deberes, independientemente de ser heterosexual, homosexual, transexual o cualquier otra variante derivada de la identidad sexual, por lo que han de vivir en nuestra sociedad en condiciones de igualdad y normalidad, sin sufrir discriminación alguna por esta causa”, pese a lo cual anuncia que no participará en el acto oficial del “Día del Orgullo LGTBI” así como a la lectura de su Manifiesto.

Según señala, “en España ya hay libertad para elegir y ejercer libremente cualquier opción sexual sin ninguna discriminación, estando este derecho contemplado y protegido por la Constitución y el resto de ordenamiento jurídico”.

Además, apunta que “la orientación sexual pertenece al ámbito privado de las personas, no debiendo las Administraciones Públicas hacer políticas ideológicas al respecto, ni gastar dinero público en las mismas, y menos aún inmiscuirse en la educación de la infancia, donde hay que respetar el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus creencias y valores”.

“En Vox estamos en contra de cualquier tipo de violencia, incluyendo tanto la violencia física como la verbal, pero es que además, la legislación vigente ya contempla y persigue el caso específico de que el motivo de dicha violencia sea la orientación sexual de la persona (entre otros, a través del delito de odio, art. 510 del Código Penal)”, señala antes de indicar, para concluir que “la celebración institucional del ‘Día del Orgullo Gay’ no ayuda a normalizar estas situaciones de diversidad sexual” (SIC). “Pudiera ser que en otras épocas fueran necesario este tipo de actos, pero en la actualidad la sociedad ha aceptado la igualdad de todos con independencia de su identidad sexual, por lo que creemos que hoy resultan innecesarios”, considera.


Noticias relacionadas:

Valladolid reivindica el Orgullo LGTBI y mantiene su apuesta por la diversidad sexual y de género

No hay comentarios