Luis Vélez junto a Francisco Pérez en el Paseo de Isabel la Católica
Luis Vélez junto a Francisco Pérez en el Paseo de Isabel la Católica

El concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, junto con el jefe del Servicio de Espacio Público e Infraestructuras, Francisco Pérez, han presentado la programación de la campaña estival de aglomerado que se ejecuta mediante el contrato de conservación de vías públicas. Las obras se realizarán en la época de julio y agosto por ser cuando “tradicionalmente menos tráfico hay y menos dificultades se ocasionan a los ciudadanos”, puntualizó Vélez, siendo la más importante la de la Avenida de Salamanca, entre la intersección de Francisco Mendizábal y la Avenida de Medina del Campo, en dirección Sur.

Para el presente ejercicio constará de ocho actuaciones por un importe total, ejecución por contrata con IVA, de 450.000 euros. Se trata de menos intervenciones que otros veranos, pero de mayor entidad. Esto es así porque 2019 ha sido el primer año en que se ha dividido el trabajo en dos campañas, una primaveral entre los meses de abril y mayo y la tradicional estival, decisión que se ha tomado como consecuencia del progresivo incremento presupuestario en este contrato, que dificulta actuar en una sola tanda.

Los trabajos se ejecutarán entre el lunes 22 de julio y el viernes 23 de agosto, con extendido de aglomerado entre el 5 y el 23 de agosto, siendo éste en las dos primeras semanas nocturno para reducir molestias al tráfico en las vías más críticas, y en la última ya diurno. Ya en primavera se realizaron las actuaciones más pequeñas y con menor afección de tráfico, en los barrios, mientras que en la que se acomete ahora se ejecutarán las operaciones en vías de alta capacidad o más céntricas, con mayor intensidad de tráfico y, por tanto con mayor afección.

Programación de las ocho obras
Programación de las ocho obras

La actuación principal será en la Avenida de Salamanca, en la calzada con sentido hacia Salamanca, entre la intersección de calle Francisco Mendizábal y la Avenida de Medina del Campo, completando la renovación ejecutada en la calzada simétrica en las campañas de 2016 y 2017. De la misma forma que en la calzada opuesta, se empleará una capa de rodadura de mezcla abierta, fonoabsorbente y más drenante que las ordinarias, idónea para calzadas de gran intensidad y pocos giros. Se completarán las intersecciones de este tramo, con mezcla convencional, y de la misma forma que en la calzada opuesta se sustituirán los bordillos delimitadores del carril bici por elementos plásticos. El presupuesto total de esta actuación se estima en unos 266.000,00 euros, y sería la primera de las actuaciones en ejecutarse, con trabajos preparatorios entre el 22 de julio y el 7 de agosto y aglomerado nocturno entre el 8 y el 14 de agosto.

De menor magnitud, y más convencionales, son las ocho actuaciones programadas en otras vías de alta intensidad de tráfico: Paseo de Isabel la Católica (calzada en sentido Zorrilla del tramo central, frente al Poniente), Paseo de Zorrilla (vía de servicio de giro hacia Estadio y Juan de Austria), Camino Viejo de Simancas (tramo de Vallsur) y Paseo del Cementerio (tramo inicial, junto a la Ronda Norte). Entre las vías más céntricas, calles más pequeñas, se actuará en Pedro Barruecos y Merced (parcial), en Lonja y Quiñones y en Puente Colgante (parcial).

También se completará durante el verano el mantenimiento y pintura de las barandillas del Puente Mayor, que por el emplazamiento requiere de un andamiaje “bastante aparatoso”, explicó Pérez. Esta es la razón por la que se separó del resto de la obra, siendo una operación “lenta y trabajosa” que comenzó hace semanas.

No hay comentarios