Integrantes de la sección sindical de CGT en la factoría de Iveco en Valladolid posando tras el juicio. FOTO: Gaspar Francés
Integrantes de la sección sindical de CGT en la factoría de Iveco en Valladolid posando tras el juicio. FOTO: Gaspar Francés

Durante la mañana de hoy, después de varios aplazamientos, se ha celebrado el juicio contra Iveco por sustituir a dos huelguistas durante la primera huelga feminista del 8M. CGT acusa a la empresa de “esquirolaje interno”, tesis que ha compartido la Fiscalía en sus conclusiones al término de la vista en los juzgados de lo social de la calle Angustias, como ya hiciera en 2017 ante un juicio similar entre las mismas partes. Por contra, la abogada defensora aseguró que la multinacional “no sustituyó a ningún trabajador sino que ejerció su polivalencia”.

Los hechos se remontan a la huelga general feminista celebrada el 8 de marzo de 2018, secundada por dos trabajadores de la cadena de montaje de Iveco que, según ha defendido el abogado de CGT, fueron sustituidos hasta por cinco personas, incluidos mandos intermedios de la factoría, como constató el Comité de Huelga, cuyo representante ha participado en el juicio como testigo. El letrado recordó también la sentencia firme por “hechos muy parecidos” contra Iveco en favor de CGT por esquirolaje en la huelga que tuvo lugar los días 15 y 17 de marzo de 2016 en esta factoría. Como ocurrió entonces, volvió a esgrimir un informe de la Inspección de Trabajo que califica el hecho como “infracción grave” por vulnerar el derecho a huelga.

Por su parte, la abogada defensora de la empresa señaló que dos de estos “sustitutos” están afiliados a Comisiones Obreras, calificando como “sorprendente” que tan solo CGT entienda que se ha producido este esquirolaje por parte de Iveco. En este sentido, el sindicato demandante es el único de los tres con representación en la factoría que convocaban las 24 horas de huelga, mientras que UGT y CCOO tan solo llamaban a 2 horas de paro por turno.

La argumentación de la letrada ha girado entorno a la “matriz de polivalencia” por la que algunos operarios están formados para desempeñar cuatro puestos, suponiendo un plus en sus nóminas, asegurando que la multinacional en este caso “no sustituyo a ningún trabajador sino que ejerció su polivalencia”, algo “habitual” por motivos de absentismo o requerimientos de la producción, llegando a sostener que “estos dos trabajadores no fueron ordenados por la empresa” sino que lo hicieron por propia voluntad. A ellos se sumaron otros dos empleados, que intervinieron en el juicio como testigos, para “apoyar” a los trabajadores que “no ocupaban habitualmente ese puesto”, llegando incluso a participar otro encargado.

Finalmente, antes de quedar visto para sentencia, la Fiscalía consideró acreditado el esquirolaje interno, argumentando además que la empresa aseguró que la movilidad de estos empleados fue una “medida para luchar contra el absentismo”, según el informe de la Inspección de Trabajo, mientras que hoy su abogada “cambió de versión” para argumentarlo en base a la polivalencia de los trabajadores, estimando la demanda por vulneración del derecho fundamental de huelga de CGT contra Iveco.


Noticias relacionadas

La Fiscalía ratifica que Iveco incurrió en esquirolaje en la huelga convocada por CGT

Un juzgado condena a Iveco a pagar 2.000 euros a CGT por el esquirolaje en la huelga de marzo de 2016

Concentración frente al juzgado en apoyo al sindicalista de CGT “represaliado” por Iveco

Quema de camisetas contra el despido de ‘temporales’ con casi tres años de antigüedad en IVECO

El TSJ condena a Iveco a pagar 3.000 € a CGT por ocultar las horas extra que se hacen en la empresa

No hay comentarios