Vista d ela mesa presidencial del pleno desde la bancada socialista. Foto: Gaspar Francés
Vista d ela mesa presidencial del pleno desde la bancada socialista. Foto: Gaspar Francés

“¿Es que no se fía de sus socios de gobierno? ¿Quiere motivarlos? El PSOE no necesita a Valladolid toma la Palabra para gobernar. El Grupo Popular le daría la estabilidad que necesita (el PSOE). Y eso más pronto que tarde en España será algo normal”, ha soltado el popular José Antonio de Santiago-Juárez en el segundo pleno ordinario de este mandato en el Ayuntamiento de Valladolid. Una carga de profundidad que se registró en medio del debate de una moción referida a la formalización en 10 distritos de la ciudad con el fin de buscar un reparto más equitativo y justo de las inversiones, promovida por Valladolid Toma la Palabra.

El pleno dio comienzo con la toma en consideración por todos los grupos presentes de la renuncia al cargo de concejal del popular Jesús Julio Carnero.

Javier García Bartolomé, portavoz de Vox. Foto: Gaspar Francés
Javier García Bartolomé, portavoz de Vox. Foto: Gaspar Francés

La primera propuesta vino de la mano de VOX, que solicitaba la declaración de Valladolid. Cuna de la Hispanidad y la definición de un plan director para su desarrollo y promoción posterior. “La propuesta” indicaba el concejal del partido, Javier García Bartolomé “se basa en la defensa de nuestro rico patrimonio, en hacer de Valladolid un lugar distintivo basado en su pasado tan estrechamente relacionado con los orígenes de la hispanidad”. Esta iniciativa estaría presente en todos los ámbitos de la vida de la ciudad, tanto en eventos como la Seminci como en la enseñanza del español para extranjeros. “Además” añadía García Bartolomé “contamos con la aprobación de la Real Academia de la Historia”.

María Sánchez, de Valladolid Toma la Palabra, afirmaba no tener muy claro a qué se refería el concejal de VOX con el término “hispanidad”: “Señala usted que forman parte de nuestro patrimonio cultural  “los valores que representa la hispanidad, los principios de la cultura y civilización hispánica”. Y es que, aunque usemos a menudo los términos hispanidad o hispano de forma coloquial, como concepto más trascendente solo fue retomado en el periodo de entreguerras por corrientes tanto nacionalistas como de derecha y reaccionarias, vinculadas indisolublemente al catolicismo, a la idea del caballero cristiano, conquistador y evangelizador y a la Cruz y la Espada”. 

Alberto Bustos y María Sánchez, concejales de Valladolid Toma la Palabra. Foto: Gaspar Francés
Alberto Bustos y María Sánchez, concejales de Valladolid Toma la Palabra. Foto: Gaspar Francés

Tanto Ciudadanos como PSOE apoyaron el discurso de Sánchez, admitiendo Ciudadanos que el concepto de hispanidad es controvertido. “¿Por qué Valladolid es la cuna de la hispanidad? Debemos buscar puntos de encuentro y no líneas de separación con otras comunidades hispanoparlantes”, añadía el portavoz de Ciudadanos, Martín Fernández. “No encontramos un elemento distintivo en la propuesta de Valladolid como cuna de la hispanidad” continuaba Ana Redondo, del PSOE “puesto que muchas otras localidades del país se han autonombrado ya con este título. Me he tomado la libertad de revisar los estatutos de la Real Academia de la Historia y no he encontrado mención de la titulatura a la que se hace referencia”.

Desde el PP se buscaba un punto medio: “Nos parecen medidas adecuadas respecto a considerar el castellano como una atracción para el turismo extranjero. Se podría considerar a Valladolid como centro de la enseñanza de la lengua y cultura españolas. Pero no apoyamos el desarrollo de un evento tal y como lo propone VOX”.

La propuesta finalmente fue rechazada, con la abstención de Ciudadanos y el voto en contra de Valladolid Toma la Palabra.

Manuel Saravia muestra planos durante el pleno. Foto: Gaspar Francés
Manuel Saravia muestra planos durante el pleno. Foto: Gaspar Francés

El siguiente punto a debatir fue el propuesto por Valladolid Toma la Palabra de formalizar el conjunto de subdivisiones en áreas de servicio de las distintas administraciones de Valladolid para procurar un reparto justo de las inversiones. “Proponemos una organización en diez distritos, que agruparían entre 20 y 40.000 habitantes cada uno, bien formalizada. Se someterá a debate con asociaciones de vecinos y con las administraciones involucradas para posteriormente poder aprobarlo y aplicarlo” explicaba Manuel Saravia, de VTLP.

El grupo de Ciudadanos, en voz de Mª Gema Gómez Olmos, opinaba: “No vemos bien diferenciar de manera clasista las áreas urbanas en aras de mejorar los servicios. El separar en fronteras claras parece que pretende discriminar a las áreas más desarrolladas de las que más ayuda necesitan”.

Saravia contestaba recordando que la propuesta de VTLP se refiere a reorganizar los límites para que sean más compatibles y coherentes, no a denominar nuevas áreas. “En ningún momento hemos apoyado el clasismo. Los barrios son distintos, queramos o no, cada uno tiene sus características especiales y una historia detrás” afirmaba.

José Antonio de Santiago-Juárez. Foto: Gaspar Francés
José Antonio de Santiago-Juárez. Foto: Gaspar Francés

De Santiago Juárez, portavoz del grupo popular, se encaraba a Saravia alegando que parecía que las mociones están sirviendo como impulso a las figuras personales. “Esto no es para chutarse a sí mismo” criticaba a Saravia. Frente al apoyo del PSOE a esta moción, el popular saltaba: “PSOE no necesita a Valladolid Toma la Palabra. Nuestro partido le daría estabilidad que necesita a este Gobierno (del PSOE). Y eso más pronto que tarde en España será algo normal”. A esto, Saravia contestaba risueño: “Me gusta su estilo, sí, sí… Pero en ningún momento ha opinado sobre nuestra propuesta como tal”.

Debatida la moción se aprobaba con 17 votos a favor, 8 en contra y la abstención de VOX.

Intervención de María de Diego (PP). Foto: Gaspar Francés
Intervención de María de Diego (PP). Foto: Gaspar Francés

A continuación Ciudadanos y PP solicitaron el diseño de una estrategia conjunta que evite los riesgos de aislamiento social. “Pedimos una revisión de la estrategia de envejecimiento activo para evitar el aislamiento social y promover la autonomía de las personas conforme vamos envejeciendo. Nos parece un problema acuciante teniendo en cuenta el creciente envejecimiento de nuestra población. Es necesaria una estrategia conjunta, un acuerdo” informaba el portavoz de Ciudadanos Martín Fernández. El PP apoyó la moción, exigiendo la ampliación de las medidas que están ya en marcha. Tras el respaldo de Valladolid Toma la Palabra y VOX a la propuesta, Rafaela Romero, concejala de Servicios Sociales, contestaba que este tipo de temas no se pueden tratar a comienzos de la legislatura sin un tiempo para analizarlos con más serenidad y sensatez. Y añadía que en los últimos seis años, el presupuesto dedicado al cuidado del envejecimiento activo ha pasado de 18 millones a 26 millones de euros.

Con el respaldo de todos los grupos políticos, finalmente se aprobaba por unanimidad esta enmienda.

Alberto Gutiérrez Alberca. Foto: Gaspar Francés
Alberto Gutiérrez Alberca. Foto: Gaspar Francés

Como última moción, llegó el turno del Partido Popular, que presentaba su queja sobre el acceso realizado por el Ayuntamiento a los nuevos talleres de Renfe, situados en el páramo de San Isidro. Este acceso, según indicaba el grupo, no facilita la entrada de trabajadores y proveedores, tratándose de una única vía que no propicia el tránsito ni de viandantes ni de transportes urbanos o bicicletas. “Exigimos a la concejalía correspondiente la aprobación inmediata y definitiva del proyecto de actuación del sector 53 en Ciudad Jardín, San Isidro” informaba Alberto Gutiérrez Alberca. A ello, Saravia contestaba: “¿Qué tiene que ver la titularidad del suelo con la seguridad del acceso? El sector 53 y el acceso a los talleres de Renfe no tienen nada que ver. No líen”.

Con los votos en contra de Valladolid toma la Palabra y PSOE, la moción quedaba rechazada.

Llegó el momento de las preguntas de control y aparecieron cuestiones como la situación actual de la empresa OMBUDS, con la que el PSOE afirma que va a mantener su contrato; la queja del incremento de plagas de ratas y cucarachas realizada por el PP, a la que el PSOE responde con un sencillo “en verano con las temperaturas, las ratas salen a la calle desde las alcantarillas”; el tema de la donación de parte de los sueldos municipales a otras instituciones, sobre lo que María Sánchez condenaba al PP: “Lo que no pueden pretender es subirse el sueldo con nuestra renuncia voluntaria” y las dudas expuestas por VOX sobre el curso de la remodelación del Estadio José Zorrilla.

No hay comentarios