Concentración de CGT frente a los juzgados. FOTO: Alejandro Romera
Concentración de CGT frente a los juzgados. FOTO: Alejandro Romera

El juzgado de lo Social 2 de Valladolid ha condenado a IVECO por los casos de esquirolaje interno registrados durante la huelga general del 8 de marzo de 2018. El fallo condena a la empresa a pagar 4.000 euros al sindicato CGT en concepto de reparación del daño causado por la actuación ilícita y en atención a la reindicidencia de la empresa, que ya fue condenada por el mismo motivo en relación a otra jornada de huelga en marzo de 2016.

De este nuevo fallo, CGT destaca que con él se pone de manifiesto que “a IVECO España y a sus responsables en la factoría de Valladolid parece no importarles el coste económico de los procesos judiciales ni las sanciones que acarrea vulnerar los derechos de los trabajadores”.

“Parece no importarle, el sobrecoste económico que supone emplear el Process ¬ Quallity Manager, al Team Supervisor, al Team Leader y a un Reparador Mecánico para sacar adelante (y ni con esas) los puestos que hacen todos los das dos oficiales de tercera , con el fin de minimizar los efectos que tiene un trabajador luchando por sus derechos”, valora CGT antes de advertir que a IVECO “le importa y mucho el coste económico de una subida salarial digna para sus trabajadores”. “Le importa y mucho el coste de adecuar las carpas, de procurar unos EPIS de calidad (lo de las gafas de todo a un 1 euro no tiene nombre), de tener un protocolo de calor decente, de eliminar baches, duchas, taquillas y un largo etcétera para arañar la peseta y ser más competitivos, aunque solo cuando es a nuestra costa”.

Aunque la empresa puede recurrir este nuevo fallo condenatorio por esquirolaje interno, CGT confía en que la sentencia definitiva les vuelva a ser favorable “y así la señora Vanesa Vicente Tobajas pueda seguir añadiendo méritos a su extenso currículum”.

Los hechos que han propiciado esta condena se remontan a la huelga general feminista celebrada el 8 de marzo de 2018, secundada por dos trabajadores de la cadena de montaje de Iveco que, según defendió en el juicio el abogado de CGT, fueron sustituidos hasta por cinco personas, incluidos mandos intermedios de la factoría, como constató el Comité de Huelga, cuyo representante participó en el juicio como testigo. El letrado recordó también la sentencia firme por “hechos muy parecidos” contra Iveco en favor de CGT por esquirolaje en la huelga que tuvo lugar los días 15 y 17 de marzo de 2016 en esta factoría. Como ocurrió entonces, volvió a esgrimir un informe de la Inspección de Trabajo que califica el hecho como “infracción grave” por vulnerar el derecho a huelga.


Noticias relacionadas:

La Fiscalía vuelve a apoyar la demanda de CGT contra Iveco por esquirolaje en la huelga feminista del 8M

Un juzgado condena a Iveco a pagar 2.000 euros a CGT por el esquirolaje en la huelga de marzo de 2016

No hay comentarios