Pancarta desplegada esta mañana en la concentración. FOTO: Gaspar Francés
Pancarta desplegada esta mañana en la concentración. FOTO: Gaspar Francés

Esta mañana a las 11 horas, CCOO y UGT han convocado una concentración en frente del edificio de Correos, en el centro de Valladolid, con el fin de dar visibilidad al conflicto existente con la empresa de seguridad OMBUDS, que tras entrar en quiebra debe a sus empleados la nómina de los meses de junio y julio junto a la paga extra de verano.

Según CCOO y UGT, Castilla y León cuenta con una plantilla de más de 200 trabajadores entre vigilantes de seguridad y auxiliares de OMBUDS, que en gran parte trabaja en edificios públicos, como es el caso del Ayuntamiento de Valladolid o la sede de Correos. La dirección de OMBUDS, por su parte, emitió un comunicado el pasado 24 de julio dando una vaga explicación de las circunstancias que les había llevado al concurso de acreedores y animando a sus empleados para que no abandonasen sus puestos de trabajo.

“En los comunicados que había mandado OMBUDS decían que iban a enviar la nómina el 31 de julio junto con la extra de verano. Pero no va a ser así, porque los bancos les han cerrado el grifo, la línea de crédito también y han entrado en concurso de acreedores. No podemos seguir en esta situación y con unos salarios precarios de entre 1000 y 900 euros. Exigimos tanto a los servicios públicos, ya sea Ayuntamiento o Correos, como empresas privadas como Carrefour, que rescindan inmediatamente de su contrato con OMBUDS, y que los trabajadores puedan empezar a recibir sus nóminas” explica Gregorio Fernández, responsable de UGT Castilla y León.

CCOO y UGT afirman que si los trabajadores de OMBUDS no cobran, se pasará a medidas más drásticas: huelgas y otras presiones más fuertes para que las administraciones públicas rescindan. “Según la nueva ley de contratación de administraciones por impagos pueden rescindir, y exigimos que rescindan automáticamente… aunque no sabemos qué ocurre que les está llevando tanto tiempo. Pedimos que venga otra empresa solvente a realizar el servicio”.

En León hay otro problema añadido, debido al cierre de las centrales térmicas de Anllares y de La Robla. “Ahora, por la sentencia del Tribunal Superior de Justicia, la empresa entrante de seguridad va a ser la encargada de pagar todas las deudas de OMBUDS, que ha sido restituida” informa Gregorio Fernández. “Una de las pocas empresas que ha movido ficha ya ha sido Carrefour, que ha sustituido a nivel nacional su contrato con OMBUDS y ha contratado a una empresa solvente”.

Por otro lado, una jueza de Madrid ha declarado el concurso voluntario de OMBUDS y ha acordado la intervención de las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio. La jueza ha nombrado a Baker Tilly Concursal como administrador concursal, que dispone de dos meses desde su aceptación para la presentación del informe provisional, pudiendo únicamente ser prorrogado si concurren circunstancias excepcionales. Atendiendo a las circunstancias del caso, la jueza ha autorizado a los administradores del concurso para que puedan acceder a las instalaciones de la empresa de seguridad, revisen sus libros de contabilidad y se pueda recabar cuantos documentos consideren necesarios. Por último, se ha hecho un llamamiento a los acreedores para que informen a la administración concursal de sus créditos en el plazo de un mes.

No hay comentarios