Grupo de turistas en la Plaza San Pablo. FOTO: Gaspar Francés
Grupo de turistas en la Plaza San Pablo. FOTO: Gaspar Francés

Los turistas llegan a Valladolid sin una idea clara de lo que deben y quieren visitar, ya que la capital del trigo no ha sido especialmente conocida en la península por ser una ciudad turística. Esta perspectiva ha calado hondo en la Promoción del Turismo vallisoletana, que ha decidido apostar por las visitas guiadas y teatralizadas de la ciudad para darle un nuevo atractivo a una ciudad que siempre ha quedado relegada frente a sus vecinas Salamanca, Segovia o Burgos, a pesar de que el año pasado contase con 789.243 visitantes, casi 10.000 visitantes más que en 2017. Así, Valladolid ha pasado a convertirse en la ciudad española con más diversidad de visitas guiadas organizadas por Ayuntamientos.

“Desde hace aproximadamente 8 años el Ayuntamiento de Valladolid a través de la Sociedad Mixta de Promoción del Turismo  organiza Campañas de Visitas guiadas perfectamente programadas fijas a lo largo del año que coinciden con cada estación de tal forma que cada año tenemos cuatro Campañas: Paseos de Invierno, Paseos de Primavera, Paseos de Verano y Paseos de Otoño más las especiales de Semana Santa y Navidad” ilustra Beatriz Martínez, portavoz de la Oficina de Turismo.

Este año, la Campaña de Paseos de Verano 2019 cuenta con doce visitas guiadas diferentes que estarán disponibles hasta el 23 de septiembre. Las rutas pueden ser visitas guiadas normales o teatralizadas, cada una con un precio que ronda entre los 5 y 8 euros.

“Las Rutas más demandadas son las genéricas, la llamada Valladolid Histórico, ya que para cualquier turista que no conoce la ciudad se trata de una ruta básica para descubrir los monumentos más emblemáticos y datos que probablemente desconocían. La ruta Ríos de Luz que es el mismo recorrido histórico pero de noche y con los monumentos iluminados de distintos colores, por lo que tiene mucho atractivo en cualquier época del año, y las teatralizadas ya que dan un plus  de interactividad con los visitantes a las rutas, sobre todo las de carácter histórico. Dos de las más demandadas son las que tenemos actualmente en esta Campaña de verano: Fantasmas y más, ambientada en el siglo XVII con las propias leyendas de la ciudad de Valladolid y la ruta de Memento Mori, basada en el libro de misterio y asesinatos del vallisoletano César Pérez Gellida. Estas dos rutas ya las realizamos el año pasado pero ante el éxito entre el público las hemos vuelto a reponer” informan desde la Oficina de Turismo.

Otras rutas disponibles son la de El Hereje, que pasea por los lugares donde transcurre la novela de Miguel Delibes, dando a conocer a través de la vida del protagonista, Cipriano Salcedo, el Valladolid de la corte renacentista y la Inquisición. La ruta Ansúrez, señor de Valladolid, descubre en clave de humor el Valladolid medieval de la mano del repoblador de la ciudad, pasando por los monumentos más importantes en el desarrollo de la Villa del Pisuerga. Esta visita dejará de estar disponible en octubre.

Valladolid, una ciudad de cine visita la ciudad como si de un plató de rodaje se tratara, pasando por enclaves en los que han estado estrellas como Brad Pitt o Sofia Loren y por lugares donde se rodaron filmes ambientados en la ciudad. Por su parte, Patios Históricos visita los patios renacentistas del Palacio de Villena, del Colegio de San Gregorio o del Palacio de Fabio Nelli, entre otros.

Además de las mencionadas, se realizan visitas a la Torre de la Catedral, a la Academia de Caballería y al Museo de la Policía Municipal. Los niños no podrán aburrirse en su viaje a Valladolid con las visitas infantiles El Jardín de los Secretos y Érase una vez… Valladolid.

“Habitualmente los grupos van llenos con un máximo de 40 participantes en las visitas guiadas normales y en las teatralizadas un máximo de  35 personas. Solemos duplicar las visitas guiadas sin teatralizar, como es el caso de Ríos de Luz” informan desde la Oficina de Turismo. “Las visitas guiadas teatralizadas cuentan con la participación de 2 o 3 actores en 4 o 5 localizaciones, dependiendo del tema de la ruta y suelen durar alrededor de 2 horas”.

Sin embargo, no son sólo turistas quiénes participan en estas visitas. Los vallisoletanos se unen a las rutas con la intención de redescubrir el patrimonio y la historia de su ciudad. “Aproximadamente un 30% del total de participantes” aclaran en Turismo.

La idea de que una renovación constante atrae la atención de los visitantes ha marcado el planeamiento turístico de la ciudad, ya que desde el Ayuntamiento se ha dispuesto presentar al menos dos rutas nuevas en cada Campaña. “Tanto en verano, como a lo largo del resto del año, las visitas suelen ir completas” asegura Beatriz Martínez.

No hay comentarios