Inauguración de la reforma del aparcamiento de la Plaza Mayor.
Inauguración de la reforma del aparcamiento de la Plaza Mayor.

Con la reapertura del aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor que ha tenido lugar hoy tras la remodelación de sus accesos culminan 10 meses de obras que en la práctica suponen la expulsión definitiva de los vehículos de la plaza más importante de la ciudad. Desde hoy, además, ya se puede decir que el aparcamiento es completamente accesible, ya que cuenta con un ascensor.

La inauguración de la reforma que ha costado 1,5 millones ha tenido lugar esta misma mañana (cuatro meses después de lo inicialmente previsto) en un acto presidido por el alcalde, Óscar Puente, acompañado por los miembros del Equipo de Gobierno Municipal y por los demás Grupo Municipales, además del presidente de la Diputación, Conrado Íscar; del presidente de la concesionaria Saba, Rafael Malo, y miembros de distintas asociaciones comerciales y vecinales de la ciudad.

“Siempre he tenido claro que la Plaza Mayor debía ser para el uso y disfrute de los peatones, por lo que era necesario sacar el tráfico de vehículos fuera de la misma. Tal es así que ese empeño figuraba en el programa electoral con el que presenté mi candidatura a la alcaldía en 2015. Y ha llegado el momento en el que puedo decir, con enorme júbilo, que aquel objetivo, que fue asumido por el equipo de gobierno conformado por el Partido Socialista y por Valladolid Toma la Palabra, se ha consumado”, ha indicado el alcalde Óscar Puente antes de recordar que desde que llegó a la alcaldía se han ido tomando decisiones para sacar a los vehículos del emblemático espacio.

“Por fin, hemos conseguido sacar fuera los accesos al aparcamiento subterráneo. Con ello, 1.800 vehículos han dejado de circular cada día por esta Plaza y este espacio público ha sido ganado para los peatones, para que los niños y niñas puedan jugar en él sin riesgo y para que todos podamos pasear sin sobresaltos”, ha indicado antes de recordar que “también los automovilistas se verán beneficiados al haberse sacado los accesos del parking de la Plaza, pues esa circunstancia permitirá utilizar el aparcamiento casi todos días del año, sin las restricciones que hasta ahora obligaban a cerrarlo cuando la Plaza Mayor acogía eventos de importancia, lo que ocurría con cierta frecuencia”.

El alcalde también ha pedido disculpas por el retraso que ha acumulado la obra por la aparición de restos de la cimentación de la fachada original de la Iglesia de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de tuberías y conducciones de las que se desconocía su existencia o de terrenos poco compactados… así como por las dificultades que entraña un proyecto de esta envergadura.

“No creo que resulte pretencioso reconocer que la obra que hoy culmina constituye, también, un hecho especialmente relevante en el devenir histórico de la Plaza. No me cabe duda de que los vallisoletanos vamos a enseñar con más orgullo, si cabe, la Plaza Mayor a quienes nos visitan, porque ahora luce más bonita y porque podremos disfrutar de ella sin las molestias que causaba el tráfico de vehículos que antes la atravesaba”, ha concluido el alcalde.

Al finalizar la inauguración oficial, la portavoz del PP, Pilar del Olmo ha reclamado al equipo de Gobierno que además de atender las indemnizaciones a los negocios afectados por la larga duración de los trabajos, se les compense regalando algunas horas de aparcamiento para que la gente pueda desplazarse al centro en coche para realizar sus compras.

No hay comentarios