Ambulancia de Emersan que presta su servicio en Salamanca. Foto: Emersan
Ambulancia de Emersan que presta su servicio en Salamanca. Foto: Emersan

Izquierda Unida ha emitido un comunicado en el que apoya las reivindicaciones del Servicio de Ambulancias de Emersan, se solidariza con la plantilla en huelga y denuncia que “los servicios mínimos fijados por la Consejería de Sanidad podría vulnerar el derecho a la huelga, puesto que se han fijado unos servicios mínimos que no son tales, por si fuera poco, atendiendo a las necesidades de las empresas taurinas, que deberían hacer frente ellas mismas a estos gastos”.

Así lo denuncia la portavoz del área de Salud de IU Carmen Franganillo después de que la plantilla de Emersan, integrada a nivel nacional en Ambuibérica, iniciara ayer una Huelga en el Servicio de Ambulancias, que se prolongará hasta el próximo domingo 18 y que afecta a las trabajadoras y trabajadores que prestan Servicios externalizados para el SACYL.

La empresa, que “adeuda a algunos de sus trabajadores 20 días de vacaciones del pasado 2018”, no cumple con los pliegos de condiciones de la parte del servicio público que Sacyl tiene externalizado y que tienen vigencia hasta 2020.

“Queda la sombra de la duda de si las ambulancias que han de prestar el Servicio Público, por el que pagan todas las personas de Castilla y León, estén prestando servicios privados para Clínicas privadas o en estos días para corridas de toros o encierros a diversos Municipios en Ferias, constituyendo estos hechos un uso fraudulento del servicio público”, denuncia IU tras haber tenido acceso a las demandas del Comité de Empresa.

Francisco Javier Herrero Polo, Responsable de Organización de IU Salamanca, recuerda que ya en el pasado año 2018, la formación presentó una Moción en Cortes para que está duda quedará despejada mediante un servicio de seguimiento y asignación de cada ambulancia destinada al Servicio Sanitario Público. “Cómo no, se metió en el cajón y nunca se debatió, no fuera a ser que de viera que el Partido Popular no practica el Cumplimiento y Seguimiento de las condiciones del Servicio Público que tiene la obligación de prestar a todas las personas que habitan Castilla y León, y que paga religiosamente a Emersan”, ironizaba el representante de la formación rojiverde.

La precariedad de las y los trabajadores de este servicio, unido a un grave problema en el transporte a la demanda y a la falta de personal médico en nuestra Comunidad Autónoma resulta especialmente lesivo para las personas que viven en medios rurales. Recientemente, en Puebla de Sanabria, la falta de personal supuso un riesgo para la población de la zona, que se agrava unido a la problemática propia del servicio de ambulancias. Según fuentes de prensa, la noche del 13 al 14 de agosto, el médico de la zona recibió un aviso sobre las 21:00 horas, pero al encontrarse el consultorio lleno de gente no pudo atenderlo hasta pasadas dos horas cuando, por fin, pudo desplazarse al mismo. En esos 45 minutos que duró el desplazamiento por el aviso, además, el centro de salud quedó sin médico, únicamente con una enfermera, por lo que si hubiera ocurrido alguna urgencia no podría haber sido atendida”, expone IU.

Carmen Franganillo exige a la Junta que “atienda desde lo público las necesidades de servicios de la Comunidad, dejando de derrochar el dinero de todas y todos en concesiones que ni garantizan un servicio de calidad ni crean empleo de calidad y a la Inspección de Trabajo, mano dura con las empresas que incumplen los convenios”.

No hay comentarios