Un momento del paseo libertario por Zamora.
Un momento del paseo libertario por Zamora.

Una iniciativa de la organización  del XII Encuentro del libro de Salamanca,  interesado en dar a conocer en esta edición, la tradición libertaria zamorana,  se ha traducido en una entretenida actividad divulgativa. "Un paseo libertario. Recorrido caminando por los lugares emblemáticos del movimiento libertario histórico zamorano" que en la tarde del pasado viernes 16 de agosto se convirtió en un “merecido recordatorio a 'los olvidados de los olvidados',  ya que la historiografía universitaria generalmente no presta la atención adecuada a la investigación de los movimientos libertarios,  pese a la inmensa influencia que tuvieron, así como sus organizaciones pedagógicas,  sindicales o de apoyo mutuo”, se recordó. 

El paseo rememoró los lugares urbanos donde el anarquismo y el movimiento obrero dejaron su impronta en la historia y las personas de Zamora. Se visitaron sus calles, sedes y edificios; recordando huelgas,  escritos, oficios, o sus creaciones literarias,  así como sus nombres y las propuestas que desarrollaron para intentar mejorar a la sociedad. Un entretenido recorrido entre anécdotas y vivencias, guiados por especialistas en esta investigación.  El grupo de interesados que se sumó a la iniciativa pudo conocer la historia ácrata zamorana,   recordando a destacadas figuras históricas como:  Visitación y Baltasar Lobo,  Agustín García Calvo,  José Durán,  Jacinto Torhyo,  Palmira San Juán,  Antonio Vara Calvo, los hermanos Lobato Quevedo, José López Martín o José Justo Bruña. 

Además de los movimientos libertarios en la ciudad,  se repasó brevemente la fuerza de sus gentes en el mundo rural,  por ejemplo: entre los obreros de la construcción de la vía férrea en los túneles sanabreses en los años 30, en la obra del Salto del Esla o en los trabajadores del viaducto Martín Gil; así como la fuerza sindical en algunas localidades tales como Villalpando, Losacio de Alba, Requejo, Lubián, Vigo de Sanabria o en las partidas del maquis antifranquista.

El acto terminó junto al monolito del parque de Olivares,  donde se homenajeó a los represaliados por el franquismo,  tocando unas piezas musicales el cantautor Buterflai.

No hay comentarios