Cabecera de la protesta por la no conclusión de las obras de la A-11 esta mañana en Aranda de Duero.
Cabecera de la protesta por la no conclusión de las obras de la A-11 esta mañana en Aranda de Duero.

Alrededor de 2.000 personas de Soria, Burgos y Valladolid han participado esta mañana en la marcha lenta convocada por las plataformas Soria ¡YA!, A 11 Pasos y de las Infraestructuras por Aranda de Duero para exigir la finalización de las obras de la Autovía A11.

Cerca de medio millar de vehículos han peregrinado así desde Soria y desde Peñafiel hasta Aranda de Duero formando una gran caravana que se movía de forma lenta, exactamente “al mismo ritmo que las obras” lo han hecho en las últimas tres décadas.

Según la organización, a las 10 h. de la mañana partieron más de un centenar de vehículos desde Soria y lo propio hacieron desde Peñafiel con destino Aranda de Duero. La marcha transcurrió sin incidentes, aunque con un claro mensaje reivindicativo: no se puede esperar ni un minuto más. Banderas blancas, banderas azules, camisetas, carteles y en todos, un mismo lema: “Autovía YA”.

Al paso de cada una de las localidades que atraviesa esta N-122 se incorporaban más vehículos, siendo en total más de 300 los vehículos que se han movilizado desde la provincia soriana y más de 150 desde la vallisoletana. El ambiente de reivindicación era palpable en el recorrido y quienes no podían incorporarse con sus vehículos, aplaudían y vitoreaban a ambos lados de la carretera a sus vecinos que iban camino Aranda de Duero a exigir la tan anhelada autovía. Las plataformas Soria ¡YA!, A 11 Pasos (Peñafiel) y la Plataforma de Aranda de Duero por las Infraestructuras realizaron hace unas semanas la convocatoria como respuesta a los insignificantes avances que se producen cada año en la infraestructura.

Sin superar los 60 kilómetros por hora en ninguno de los tramos, y siempre respetando los límites de velocidad mínima que establece la normativa, las retenciones han llegado a superar los 15 kilómetros, indican las plataformas convocantes.

La llegada a la Plaza Mayor de Aranda de Duero se ha producido con algo de retraso sobre la hora prevista por la organización. Los participantes de Peñafiel y los anfitriones arandinos recibían a sus compañeros sorianos al grito de “Llegan tarde porque no hay autovía”. Una vez allí se ha leído un manifiesto conjunto por parte de los representantes de las plataformas convocantes: Laura Gil (Soria ¡YA!), Raquel Lorenzo (A 11 Pasos) y Sonia González (Aranda de Duero por las Infraestructuras).

Han recordado que son “más de 500.000 los ciudadanos que vivimos en los pueblos y ciudades que atraviesan el recorrido de la N122”, lo que supone más del 21% de los habitantes de Castilla y León y que aun así y habiendo sido declarada de interés estratégico por la Junta de Castilla y León en 1993, aún siendo un eje vertebrador entre el este y el oeste de la Península Ibérica, aun con todas las promesas..., seguimos sin percibir avances sustanciales en su ejecución: planificaciones fallidas, cambios de trazados, ejecuciones a medias, reducciones presupuestarias. En definitiva, mentiras y promesas incumplidas...”.

Estas lentas obras afectan en la vida diaria y así lo han hecho saber los participantes. En Peñafiel, sufren el intensísimo tráfico. “Convivimos con un altísimo riesgo de ser atropellados, y bien sabéis los que estáis aquí, que los sustos y los accidentes son algo cotidiano pues la mitad de la población vive a un lado y la otra mitad al otro”, se ha dicho.

Desde Soria, afirman que “llegar a la capital autonómica es una auténtica aventura propia de un videojuego, y plagada de todos los riesgos imaginables que pueden existir en una carretera” y la misma situación se repite para la población de Aranda de Duero, pues todos llevan años “viendo en primera persona los cambios de rasante, los corzos y jabalíes y circulando lentos ¡por obligación!! detrás de filas interminables de vehículos especiales y de camiones.

“Los índices de peligrosidad son 400 veces superiores a la media española y ponen en juego la vida, un día sí y otro también, de todo aquel que se atreva a circular por esa ratonera llamada Autovía del Duero”, han denunciado.

Para finalizar han agradecido la participación de las más de 2.000 personas que se agolpaban en la Plaza Mayor y, sin perder el sentido del humor a pesar de la crispación general que las obran provocan, han anunciado que van a enviar unas retroexcavadoras de juguete al Ministerio de Fomento “para que gobernantes se avergüencen de esta situación y tomen ya medidas efectivas, dejando de buscar excusas”. Afirman que es solo “un pequeño granito de arena que contribuya a agilizar la finalización de la A11”, y reconocen que “es una modesta aportación, pero ya es mucho más de lo que ellos –el Gobierno- han hecho por terminar la Autovía del Duero”.

La jornada reivindicativo-festiva concluyó con una comida de hermandad entre las tres provincias que se ha celebrado en el parque El Barriles y en la que los asistentes siguieron demostrando su enfado y pediendo una vez más lo que les parece más que lógico, dada la importancia de la infraestructura y las casi tres décadas de espera: “¡Voluntad política, consenso, agilidad burocrática y dotaciones presupuestarias suficientes!, es decir, ¡Autovía YA!”.

No hay comentarios