Cadena de la factoría de Montaje de Renault en Valladolid. Foto: úC
Cadena de la factoría de Montaje de Renault en Valladolid. Foto: úC

Todos los sindicatos que conforman el Comité Intercentros de Renault han emitido u comunicado en el que hacen un llamamiento a la no colaboración de los trabajadores con la empresa después de que esta no diera marcha atrás a su decisión unilateral de suprimir turnos que implican el despido de 450 trabajadores en Palencia y otros 50 en Madrid.

Ayer finalizó el periodo de consultas abierto “sin acuerdo entre las partes” y por eso se hace este llamamiento a la no colaboración en la que se siguen haciendo horas extraordinarias y se producen prolongaciones de jornada.

“En Renault, se fabrican coches sábados y domingos, convirtiendo las semanas en 48 horas laborables, se hacen miles de horas extras (incluido el turno de noche). Ni siquiera se respeta en muchas zonas las paradas de descanso, donde se sigue produciendo como si de apagar un fuego se tratara. ¿Y todo esto para qué? ¿Para que de repente eliminen un turno de un plumazo? “, asegura el sindicato minoritario Trabajadores Unidos en un comunicado en el que explican que como alternativa a los despidos se puso sobre la mesa una propuesta para “reducir las jornadas para ajustar las producciones, manteniendo los salarios al 100%”.

“De esta manera, las cantidades millonarias de dinero público que año tras año recibe Renault de las distintas administraciones, serían invertidas en mantener los empleos, y así la administración pública se ahorraría el emplear más dinero en pagar a más desempleados. Es completamente inadmisible, que el gobierno de turno infle de dinero público y a fondo perdido a una multinacional sin ninguna clase de garantía ni explicación de en qué lo va a emplear. (deberían firmar ambas partes una cláusula para que la empresa devuelva hasta el último céntimo de lo concedido si no cumpliera con lo pactado, pero claro, esto es España amigos...) “, valora Trabajadores Unidos.

“Ya es hora de que la empresa también asuma y no sólo nosotros, las consecuencias derivadas de su mala planificación productiva y por tanto, de todo ajena a las trabajadoras y trabajadores de Renault”, indica Trabajadores Unidos tras haber propuesto sin éxito “aumentar los tiempos de descanso en cinco minutos cada hora y en quince minutos el bocadillo (como ya existe en otras plantas del grupo); Eliminación total y real de las horas extras; Reducir las cargas de trabajo en las operaciones y disminución de los ritmos “inhumanos” en las cadenas y puestos sujetos a una gama de producción, para adecuarnos a la nueva situación.

“Si tú haces horas extras, alguien se queda en su casa sin trabajo”, advierte el sindicato.


Noticias relacionadas:

Los sindicatos plantean alternativas a los 500 despidos en Renault: “Ya es hora de que la empresa asuma los sacrificios”

Renault anuncia el fin de tres turnos en vísperas de la negociación de un nuevo plan industrial

No hay comentarios