Aula vacía en un colegio de la Comunidad.
Aula vacía en un colegio de la Comunidad.

La Junta de Personal Docente no Universitario de Valladolid ha condensado en un documento de 14 puntos sus reivindicaciones para mejorar la calidad de la enseñanza pública. El órgano en el que están representados todos los sindicatos ha aprovechado su valoración del inicio de curso para presentar lo que considera “reivindicaciones básicas, imprescindibles para la mejora del sistema educativo, de la enseñanza pública y de las condiciones laborales del profesorado”.

Los docentes apuestan decididamente por la Red de Centros públicos, para los que solicita un aumento de la inversión que permita “devolver el liderazgo educativo a los claustros de profesorado”. “Denunciamos un exceso de burocratización al que estamos sometidos y la ausencia de personal administrativo”, han dicho.

Los docentes quieren que se sustituya el programa Releo+ por “generar serios problemas a las familias y a los profesores”, así como una “apuesta decidida por la Formación Profesional” aumentando la oferta de ciclos formativos.

También reclaman que se solucionen los problemas con las contratas encargadas de la limpieza de los centros de primaria de Valladolid capital, así como de varios municipios de la provincia y la necesidad de terminar a tiempo las obras programadas en periodos vacacionales, ya que sus retrasos generan riesgos innecesarios a la comunidad educativa durante las jornadas escolares, además de las dificultades para seguir con la actividad docente normal.

En cuanto a recursos materiales, siguen denunciando que la dotación presupuestaria es insuficiente. “La misma situación ocurre con los medios informáticos, que están quedándose obsoletos”, señalan.

En lo relativo a los recursos humanos, los cupos, a su entender son insuficientes. “Los horarios son abusivos para el profesorado, condiciones excepcionales para algunos profesores se están convirtiendo en habituales en muchos centros”, critican señalando que “especialmente preocupantes son las especialidades relacionadas con la atención a la diversidad (AL, PT, compensatoria, servicios a la comunidad, etc.)”

La alta tasa de interinidad del profesorado y que el periodo de escolarización extraordinaria en primaria (11 y 12 de septiembre), se resuelva antes del inicio del curso, para no generar problemas organizativos en los centros son otras dos de sus exigencias.

En cuanto a los comedores escolares, exigen a la Junta de Castilla y León la mejora de la calidad del servicio con servicios de línea caliente, así como que la gestión administrativa corra íntegramente por parte de la empresa contratada.

Además, solicitan personal especializado para la atención no docente al alumnado con necesidades especificas: Auxiliares Técnicos Educativos, servicios de enfermería, fisioterapeutas, etc.

No hay comentarios