Facha de los Juzgados de Valladolid. Foto: Gaspar Francés

La Gerencia de Justicia del ministerio en Valladolid ha denegado el disfrute del correspondiente permiso de quince días, a un funcionario tras registrarse como pareja de hecho, al no haber contraído “matrimonio”.

Esta es la denuncia que ha hecho pública el sindicato CCOO que valora que “la ministra de Justicia está más ocupada en otros menesteres que en evitar la discriminación a la que somete a las personas funcionarias de Justicia que se registran como parejas de hecho, al negarles los permisos correspondientes”.

“Que en el año 2019 el Ministerio de Justicia esté interpretando torticeramente una realidad social, por el que el cónyuge se debe equiparar a la situación de persona con análoga relación de afectividad, y el matrimonio a las parejas de hecho entendidas como unión estable de dos personas entre las que existe un vínculo afectivo similar al del matrimonio, es incomprensible a todas luces”, afirma Raúl Franco, delegado de CCOO.

El sindicato recuerda que en un primer momento se le concedió, y empezó a disfrutar del permiso, aunque “a posteriori rectificaron alegando un error e hicieron incorporarse a su puesto de trabajo al funcionario afectado, restándole de sus vacaciones los días ya disfrutados, según el ministerio, indebidamente”.

Para CCOO con este proceder el Ministerio niega la vocación del  Estatuto Básico del Empleado Público de facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral, así como el respeto que en todo momento debe guardarse a los principios de igualdad, contenidos en la Constitución Española, unido a lo dispuesto en el artículo 3 del Código civil que señala que "las normas deben interpretarse conforme a la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas".

“Esto determina la necesidad de realizar una interpretación extensiva de los preceptos relativos a los permisos a que tienen derecho las personas funcionarias públicas, a todos los derechos, permisos, licencias, etc.”, indica CCOO

“La señora Delgado no está cerrando bien su etapa como ministra” según el delegado de CCOO, Raúl Franco, quien concreta que es éste uno de los ejemplos de que "en el Ministerio de Justicia no se cumple con la igualdad, ni evita las discriminaciones que está realizando su equipo, caso de la desigualdad salarial que soportan los funcionarios de Justicia respecto a las comunidades autónomas transferidas, con diferencias de hasta 575 euros brutos mensuales, o la no extensión del complemento de productividad a todos los cuerpos funcionariales, amén de atender con prioridad a intereses de determinados colectivos frente al interés general, despreciando la negociación y utilizando la imposición como forma de trabajo".

“Esperamos de la ministra y su ministerio de Justicia una rectificación de plano de estas actitudes discriminatorias, la equiparación de todos los permisos de las personas funcionarias sin distinguir si ha habido matrimonio o unión de hecho, y que ponga en práctica el principio de igualdad que tanto vocifera, también en el terreno salarial, bajándose a la tierra que pisamos los mortales”, afirma Raúl Franco.

No hay comentarios