Concentración de Adavasymt hoy en la Plaza de Fuente Dorada. Foto: Gaspar Francés
Concentración de Adavasymt en la Plaza de Fuente Dorada. Foto: Gaspar Francés

La Asociación de Asistencia a Victimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos, ADAVASYMT ha recibido, hasta este mes de noviembre, 120 casos de nuevo ingreso y han atendido más de 1.200 solicitudes de asistencia e información a través del e-mail, vía telefónica o asistencia en sede.

En un comunicado en el que advierte que la violencia machista “no cesa”, porque continúan los asesinatos y violaciones “por ser mujeres”, el colectivo destaca que “la violencia de género sustentada en el sistema machista y patriarcal no entiende de nacionalidades, el 89% de las víctimas atendidas eran españolas y el 91% de los agresores son también españoles” por lo que “no se debe asociar la violencia contra la mujer únicamente a población o agresores inmigrantes”.

Según los datos facilitados por ADAVASYMT, el 39% de los casos de nuevo ingreso presentaba violencia sexual, suponiendo un aumento de un 4% con respecto a los casos recibidos de este tipo en 2018. El 17% (un 4% más que en 2018 – 13%) de las víctimas de violencia sexual atendidas, eran menores de edad. “Este dato no deja de alarmarnos y preocuparnos, observamos que la violencia machista sigue presente, se perpetúa y aumenta en las nuevas generaciones”, señalan.

Durante el año 2019, también se ha detectado un “amplio aumento de casos atendidos donde se utiliza la sumisión química (uso de sustancias que anulan la voluntad) como estrategia para agredir sexualmente a jóvenes, generalmente en contextos y locales de fiesta”. “Queremos poner el foco de atención en los tres últimos meses de asistencia, en septiembre, octubre y noviembre, la mitad de los casos recibidos (50%) fue por violencia sexual, fundamentalmente agresiones sexuales a mujeres menores de 40 años”, señalan.

“La violencia machista y contra las mujeres es una realidad innegable y desde ADAVASYMT seguiremos ofreciendo asistencia a las víctimas de violencia de género y violencia sexual, con fuerza y entereza, entendiendo el feminismo y la perspectiva de género como la base para abordarla. Fuertes y seguras de que conseguiremos un mundo donde la mitad de la población, es decir, las mujeres, podamos ser libres, independientes y no suframos la discriminación. Seguiremos trabajando y reivindicando la realidad, a pesar de los ataques constantes y el miedo a la pérdida de privilegios machistas y patriarcales por parte de algunos sectores”, señala el colectivo fundado en 1994.

No hay comentarios