Momento de la lectura del manifiesto en Portugalete. FOTO: Gaspar Francés
Momento de la lectura del manifiesto en Portugalete. FOTO: Gaspar Francés

El movimiento feminista de Valladolid ha vuelto a salir a la calle, de nuevo por miles, clamando contra las violencias machistas este 25-N en el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La gran manifestación ha recorrido el centro de la ciudad, concluyendo en Portugalete con el comunicado de la Coordinadora de Mujeres y en Fuente Dorada con el de Marabunta, la asamblea de autodefensa feminista que, previamente a la manifestación, ha realizado una acción titulada ‘Woman in black’ que fue interrumpida por la Policía Nacional argumentando la falta de comunicación de la protesta, algo que niegan sus organizadoras acusando a los agentes de tratar de reprimirlas.

La manifestación de este 25-N ha sacado a la calle en Valladolid a más de dos mil personas llenando el centro de la ciudad ya que, mientras la cabecera de la marcha alcanzaba Portugalete, la cola aun no había salido de la calle Santiago, discurriendo por la Plaza Mayor, Fuente Dorada y la Bajada de la Libertad. “A cuántas más tiene que matar”, “la calle y la noche también son nuestras” o “Manolo hazte la cena solo” han sido algunas de las consignas oídas, con presencia de colectivos como Adavasymt, Malva, Liza, Amnistía Internacional, Alternativa Universitaria, la Federación de Vecinos Antonio Machado, Izquierda Unida, Partido Socialista, Juventudes Comunistas o Anticapitalistas.

Mientras la Coordinadora de Mujeres de Valladolid, que encabezaba la marcha, continuó hasta Portugalete junto al grueso de la manifestación, la asamblea de autodefensa feminista Marabunta se detuvo junto a otros grupos como CNT o CGT en Fuente Dorada para leer el suyo. Allí denunciaron los hechos ocurridos antes de la protesta durante la acción ‘Woman in black’ que realizaron a las 19 horas frente al Teatro Calderón. Su performance, protagonizada por mujeres vestidas de negro tendidas en suelo simbolizando a las asesinadas por el machismo, fue interrumpida por la Policía Nacional que aseguraba no habían notificado que fueran a cortar el tráfico, algo que las organizadoras niegan recordando que, expresamente, lo especificaron al notificar su protesta a la Delegación de Gobierno. Acusan a los agentes de tratar de reprimirlas, ya que aun habiendo cumplimentado todos los trámites legales, éstos las advirtieron, tras identificarlas, de que sus actos tendrían consecuencias.

Acción ‘Woman in black’ custodiada por la Policía Nacional frente al Calderón. FOTO: Gaspar Francés
Acción ‘Woman in black’ custodiada por la Policía Nacional frente al Calderón. FOTO: Gaspar Francés

El comunicado de la Coordinadora de Mujeres leído en Portugalete resalta que, lejos de remitir, esta lacra aumenta y en lo que llevamos de 2019 ya han sido asesinadas más mujeres que en todo el año pasado, la última una joven de 26 años hoy en Tenerife. Ya el pasado 20 de septiembre ya declararon el ‘Estado de Emergencia Feminista’, con varios centenares de personas clamando en las calles de Valladolid contra el terrorismo machista, como también ocurrió el 4 de noviembre contra la sentencia “indecente e irresponsable” al declarar como ‘abuso sexual’ y no violación la agresión grupal de cinco hombres a una menor de 14 años en Manresa.

“En España contamos con leyes pioneras en igualdad y por la erradicación de la violencia de género, además de un Pacto de Estado firmado en 2017”, aseguraron en su comunicado lamentando que sin embargo “a las mujeres se nos restringen diariamente nuestros derechos y libertades. El derecho a vivir, el derecho a ser dueñas de nuestros cuerpos, a nuestra la libertad e integridad sexual, el derecho a caminar tranquilas por las calles, el derecho a no tener miedo, en definitiva, el derecho a una vida libre de violencia machista”.

En su comunicado “especialmente dirigido a la clase política” exigen que “no sigan mirando hacia otro lado, no sigan evadiendo la responsabilidad del cumplimiento legislativo, no sigan normalizando la violencia de género, ni permitiendo que se ponga en duda su existencia, eso es violencia institucional”.

“Ya no nos sirven los lazos violetas”, añaden instando a los representantes políticos a suscribir sus reivindicaciones y que la erradicación de la violencia machista sea una prioridad en la agenda política, apuntando a su “responsabilidad política y social con más de la mitad de la población”: “Asuman su compromiso firme e inminente con la justicia, con la libertad, con la igualdad. Ya llegan tarde”, concluyeron ante una plaza repleta.

“Conmemoramos en este día la muerte de las disidentes políticas dominicanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, que fueron torturadas y asesinadas brutalmente tal día como hoy en 1960 por orden del dictador Trujillo y se convirtieron en el símbolo de las violencias que sufrimos las mujeres y personas no normativas”, comenzó Marabunta en su comunicado de este 25 de noviembre, “nos juntamos también para recordar a todas aquellas de las que las cifras oficiales no hablan: las trabajadoras sexuales, las migradas, las presas, las pobres, las desamparadas, las invisibles”, acusando al patriarcado “y su aliado criminal el capitalismo” de servirse de estas violencias para perpetuarse y asegurar su continuidad.

Además de los asesinatos machistas, subrayan otras violencias hacia las mujeres como las violaciones “en manada o en solitario, en la calle o en casa”, el acoso callejero, los cuestionamientos judiciales a las víctimas o las trabajas legales, los Centros de Internamiento para Extranjeros o la Ley de Extranjería , además de la precariedad laboral con el techo de cristal y el suelo de barro, la invisibilización de los cuidados o, dentro de una larga lista, tener “miedo a volver a casa por la noche, miedo a besar a tu compañera por la calle, miedo a enfrentarte a tu agresor, miedo a hablar, a protestar, a pelear”.

“No queremos reproducir las dinámicas de las estructuras jerárquicas de dominación con las que nos someten, generadoras de tantas desigualdades, y por lo tanto no creemos que la vía judicial y penal sean las únicas alternativas para las mujeres”, continuaron en su comunicado: “Nos preocupa que se haga tanto hincapié en soluciones de castigo en vez de en propuestas educativas, así como la obsesión punitivista del feminismo institucional”, concluyeron asegurando que “las violencias machistas y los problemas sociales son problemas colectivos y como tal se han de abarcar”.

El colectivo de Mujeres Abolicionistas Libres de Valladolid (Malva) participó también en la protesta de esta tarde, alertando en su comunicado de que “la entrada en el panorama político de nuevas organizaciones, con propuestas en referencia a la mujer que pueden ser claramente calificadas como de instigadoras del maltrato o de apología del terrorismo machista”, refiriéndose expresamente a Vox. Aseguran que “voces que antes no se atrevían a criticar la lucha contra la violencia de género y que exista una ley contra la violencia de género, están adquiriendo fuerza en los postulados del Partido Popular, Ciudadanos, la Iglesia y determinados medios de comunicación”.

También han participado otras organizaciones como Amnistía Internacional, repartiendo además en lugares frecuentadas por jóvenes, como facultades universitarias y zonas de bares, pegatinas con el mensaje “Solo yo decido si se toca”, lanzando su campaña “No Consiento” contra los obstáculos para las víctimas de violencia sexual.

Igualmente, desde el colectivo Dialogasex lanzaron la pasada semana una campaña audiovisual en redes sociales dirigida a un público juvenil con el objetivo de sensibilizar sobre la prevención de la violencia de género poniendo el foco en el agresor, rompiendo así con los planteamientos que siguen siendo habituales en los que se incide en la conducta de la víctima.


Noticias relacionadas

Un ‘equipo unido’ frente la “involución machista” y el silencio cómplice de la extrema derecha municipal

Vox, sin voz contra la violencia machista en Valladolid

Más leyes para proteger a las víctimas de violencia machista y menos minutos de silencio

“El machismo también es terrorismo”

Miles de mujeres claman contra las violencias machistas en Valladolid

No hay comentarios