El “caso Cifuentes” deja en evidencia el sistema universitario estatal. La adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior ha implicado la homogeneización y reducción del número de titulaciones y la subida de las tasas universitarias. En este proceso, los grados académicos se han tornado más generales, teniendo los másteres un carácter más específico que se enfoca según las necesidades del mercado y las exigencias de las empresas, lo que supone la privatización de la universidad pública.

La reforma universitaria, además de suponer la mercantilización del conocimiento, implica una variedad de titulaciones con niveles de calidad muy diferentes entre sí, convirtiéndose muchos de ellos en trámites burocráticos para poder acceder a oposiciones o a otras titulaciones. Además, el aumento de las horas presenciales obligatorias conlleva la dificultad de compaginar los estudios universitarios con trabajo, lo que supone una elitización de la enseñanza ya que no se ha ampliado el número de becas sino que se han fomentado los préstamos-renta.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios