Más que felicidad y esos deseos imposibles que se ponen tan de moda en estas fechas, queremos desearos paciencia para esas comilonas navideñas y que tengáis siempre a mano la botella de champán.

No hay comentarios