Europa utiliza la cultura y el arte como estrategia geo-política. Con esta edición de Eurovision, se ha legitimado a un estado genocida y represivo. El arte debería cuestionar los poderes establecidos en vez de hacerles más fuertes.
PALESTINA LIBRE.

No hay comentarios