Estos días nos hemos encontrado con titulares que ensalzan la actuación de Carola Racket, a cuyo nombre nombre le acompañan adjetivos como heroína o salvadora. Se han escrito artículos de quién es, de dónde viene, por qué decidió actuar así, cuál es la pena a la que se enfrenta... Sin embargo, poco o nada nos preocupan las personas que se juegan la vida para cruzar la frontera marítima. ¿Cómo se llaman? ¿A qué se dedican en su país de origen? ¿Cuales han sido su situaciones vitales para iniciar un proceso migratorio con el que dejan atrás todo lo que conocen? ¿A qué procesos institucionales racistas van a tener que enfrentarse en Europa? Para Europa estas personas son solamente un número.

No hay comentarios