Identificaciones policiales en concentracion por los refugiados. Foto: GASPAR FRANCÉS
Identificaciones policiales en concentracion por los refugiados. Foto: GASPAR FRANCÉS

Una protesta espontánea por los refugiados y en contra  de las políticas de expulsión que está practicando la UE, convocada a nivel global a través de las redes sociales, ha concluido esta tarde en Valladolid con la identificación policial de algunos de sus participantes, entre los que se encontraban distintos cargos públicos de la Comunidad y el Ayuntamiento.

En concreto, el procurador de IU José Sarrión y los concejales de Sí Se Puede Valladolid, Charo Chávez y Héctor Gallego han sido requeridos por los agentes para que hicieran entrega de sus  carnés de identidad.

La protesta, convocada de forma viral en varias localidades del país, estaba prevista en la Plaza de Fuente Dorada en Valladolid. Una vez allí, más de 50 personas, ‘armadas’ con silbatos y lanzando consignas contra el acuerdo adoptado en la UE que está provocando la expulsión de refugiados, han emprendido la marcha hasta la Plaza Mayor, momento en el cual han sido avisados por la Policía de que la protesta “era ilegal por no estar comunicada” y que todos los participantes y organizadores “serían identificados al término de la misma”, explican testigos presenciales.

Finalmente, la protesta ha discurrido, sin que se registrara ningún incidente, por la calle Santiago hasta la Plaza de Zorrilla, para volver al punto de partida por el mismo recorrido. Una vez en la Plaza de Fuente Dorada es cuando los agentes del Cuerpo Nacional de Policía han requerido la documentación a los participantes.

La intención inicial de identificar a todos los manifestantes se ha diluido al comprobar las identidades de los cargos públicos participantes, ya que sólo ellos y un par de concentrados más han dado su identificación a los agentes.

Una vez apuntados los nombres la concentración se ha dado por finalizada pasadas las 18 horas.

No hay comentarios