David P. Zarain y Jorge Abril en el pintoresco cuarto de baño del Kafka. FOTO: Gaspar Francés

“A falta de dinero, tenemos imaginativa” comentaba Jorge Abril para definir el motor de este nuevo proyecto. Junto a David P. Zarain hace unos meses se propusieron transformar el local del número 14 de la céntrica calle Arribas a base de materiales reciclados en un espacio diferente, más allá de abrir un nuevo bar crear un punto de encuentro de artistas locales y público en general con el nexo del arte y la cultura.

“Teníamos ganas de hacer algo en Valladolid que se salga de la norma, aunque son ideas que se puede encontrar en ciudades como Budapest, Berlín, Londres o Barcelona” indica David hablando de donde han sacado parte de la inspiración y el objetivo general del espacio Kafka. Jorge es un 'friki' de los cachivaches antiguos -botellas, piezas de vehículos, forjas y objetos de origen variopinto- , lleva años coleccionándolos y son la base de la metamorfosis. Todo lo que ambienta y decora el local son materiales reciclados y reutilizados para un uso distinto de su propósito original, desde una vieja escalera de madera a modo de pasamanos, focos de bici o botellines antiguos convertidos en improvisadas lámparas o palés, cabeceros y demás maderas para los rodapiés y las barras. “Es un Diógenes bien orientado”, bromea David. Además, se han rodeado de una serie de artistas a los que han proporcionado los materiales y una idea inicial que cada cual desarrolló libremente para decorar cada rincón del bar: Vero Pintamonas se ha encargado del botellero, Mario Alrojo de la forja, Veroarte de un enorme y cálido mural sobre el 'Guernica' de Picasso, San Miguel uno de los grafitis del baño, además de Marta Martínez y Judith Fogg de las ilustraciones.

Más allá del entorno y la ambientación, la propuesta de Kafka está fuertemente dirigida hacia la cultura. Conciertos acústicos, exposiciones periódicas de fotografía y pintura, muestras de artesanía, recitales poéticos o presentaciones de libros son algunas de las propuestas artísticas que albergará. En el caso de la pintura o la artesanía no quieren ceñirse a la típica exposición de obras, cada muestra irá acompañada de talleres en los que artistas y artesanos mostraran su forma de trabajo o sus técnicas. Según explicaba Jorge “queremos que la persona que haga bolillos, macramé o trabaje el cuero, lo que sea, venga y nos muestre cómo realiza su trabajo”. Además de las artes gráficas y plásticas, la música tiene papel protagonista. Tanto es así que han creado una banda residente, la Kafka Band, compuesta por Nacho Castro a la percusión, Mike Terry y Javi Hernández a la guitarra, Juan Izquierdo al teclado e Inés Velázquez al bajo y clarinete.

 

Música y más música para las jornadas de apertura

La programación que han preparado para el fin de semana de inauguración es una potente muestra de las propuestas musicales pucelanas. Arranca el jueves 31 con Mike Terry, Sergio de The Levitants y Manaya pinchando canciones durante toda la noche, mientras que el viernes 1 estarán a los platos Ale & Zeque con una sesión de pop rock indie. El sábado llega la música en vivo con el directo de The Lizard Pants -que pronto entrarán al estudio a grabar nuevos temas- seguido de la sesión de Drum & Barbas y el sorteo de dos abonos para el Festival Viña Rock. Para quienes aguanten hasta el vermú del domingo, Mike Terry estará tocando en acústico las canciones de su primer disco 'El Canto del Cisne'. Si alguien llega aun con ganas de bailar a la tarde-noche, Marta Rockanrolla hará su primera sesión dominguera 'Rockanrolla sundays Vol. 1' a base de rock, funky, blues y soul.

No hay comentarios