Reciente asamblea de trabajadores de Dulciora. Foto: CCOO
Reciente asamblea de trabajadores de Dulciora. Foto: CCOO

Primero Lauki, luego la rotativa de Vocento en Valladolid, Printolid y ahora la histórica fábrica de caramelos Dulciora. La multinacional norteamericana Kraft Foods Group, dueña de Mondelez International, antigua Dulciora, ha anunciado hoy que cerrará su planta en Valladolid en 2017, lo que supondrá dejar sin empleo a 185 trabajadores fijos y 47 eventuales.

La intención de la dirección de la empresa no es otra que la de finiquitar la producción aquí en un año. Se han dado de plazo hasta abril de 2017, y a partir de entonces trasladar toda su producción a Polonia, “por una clara cuestión de costes de producción”. “Allí es más barato elaborar los dulces y las golosinas que hace aquí, lo cual no deja de ser un claro ejemplo de deslocalización”, remarca Juan Manuel Ramos García  de FEAGRA-CCOO CyL.

El anuncio se produjo en torno a las 14:30 horas de hoy a la representación del comité de empresa. “Lo supimos por nuestra delegada sindical y nada hacía intuir que se fuera a producir esta medida”, expuso Ramos, al tiempo que indicó que en la negociación de convenio colectivo “hubo algunas dificultades pero se aceptó cierta flexibilidad en el plan industrial para mantener el empleo”.

Juan Manuel Ramos aseguró que no se han facilitado más datos que puedan justificar la decisión de trasladar la producción de caramelos y dulces a Polonia desde la fábrica de Valladolid. “Se ha comunicado de forma directa al comité de empresa y los representantes sindicales han mostrado en todo momento su oposición frontal a que la empresa sea deslocalizada y se movilizarán al máximo para tratar de evitarlo. Desde CCOO vamos a luchar  con todas las armas que nos permite la legalidad vigente para defender todos los puestos de trabajo de esta fábrica y de otras”, concluyó.

Por otro lado, los trabajadores y trabajadoras de la planta vallisoletana están convocados para mañana viernes día 1 de abril, a partir de las 11:00 horas, a una asamblea para analizar el futuro y acordar medidas ante el cierre anunciado hoy por la dirección de Mondelez International para abril de 2017.

Un gigante mundial de 'chuches'

La histórica planta vallisoletana fue adquirida ya en los años 90 por el grupo británico Cadbury Schweppes, que a su vez se integró en la multinacional Kraft Foods en 2010, la cual cambió su nombre a Mondelez International.

Mondelez International ha argumentado que la instalación está por debajo de “la mitad de su capacidad productiva”. Esta desinversión forma parte de una transacción global con Eurazeo -compañía de inversión de origen francés-, que incluye varias marcas y licencias de caramelos y chocolate en Europa y cinco centros de producción ubicados en Francia. En los próximos días se iniciará un dialogo abierto con los representantes de los trabajadores con la intención de encontrar la mejor solución para los empleados afectados, informa CCOO.

Los activos que forman parte del acuerdo incluyen, entre otros, las marcas Carambar, Krema, La Pie Qui Chante y Dulciora. Dado que la mayor parte del volumen objeto de la transacción se vende en Francia, cinco plantas de producción de este país -Blois, Estrasburgo, Vichy, St. Genest y Marcq-en-Baroeul- también han sido incluidas en la venta. Esta operación se enmarca en la apuesta de Mondelez por las marcas globales y en la búsqueda de eficiencia en su cadena de suministro con el fin de hacer frente a los desafíos del mercado y adaptarse a las "necesidades de los consumidores".

La producción de Halls y Respiral, además del empaquetado de chicles, será transferida a la planta de Skarbimierz, en Polonia. Por su parte, los productos Basset´s y La Vosgienne serán trasladados a otras fábricas de Europa.

La compañía iniciará un proceso de diálogo con los representantes de los trabajadores con el objetivo de minimizar el impacto de esta medida y ofrecerá reubicaciones en otras plantas de España y Europa, entre otras alternativas. Mondelez llevará a cabo este proceso “de manera responsable y transparente”, hace constar CCOO en un comunicado.

Por último, aseguró que mantiene su compromiso con España y su “ambición de reforzar su posición de liderazgo en las categorías de producto en las que opera”. Más de 1.400 personas trabajan en Mondelez en España, donde también cuenta con otros cuatro centros productivos.

No hay comentarios