El alcalde y concejales del equipo de Gobierno con miembros del comité de Lauki, esta mañana.
El alcalde y concejales del equipo de Gobierno con miembros del comité de Lauki, esta mañana.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, se ha mostrado esta mañana dispuesto a que Lactalis pruebe la ‘mala leche’ municipal por el cierre de Lauki y ha anunciado que el equipo de Gobierno no descarta nombrar a la multinacional francesa compañía non grata en la ciudad.

“Nos gustaría no tener que recurrir a eso. Pero es necesario que la empresa que hace esto la próxima vez se lo piense dos veces. Que sume a los costes del cierre lo que pueda suponerles el coste en imagen en la ciudad y todo el país. No se puede consentir que siendo rentable se cierre por política de grupo”, sentenció esta mañana Puente a las puertas de factoría donde, acompañado por varios concejales del equipo de Gobierno, ha asistido a la concentración convocada por trabajadores de la empresa.

El alcalde, que todo momento, ha defendido la continuidad de Lauki y, en su defecto, la venta de la planta a otra compañía ya que si, como sostiene la multinacional “no es rentable”, puedan “trasladar el problema a la competencia”, dijo en tono irónico.

Hoy se presumía que fuera a ser un día importante, ya que había reunión con la dirección de la empresa, aunque finalmente no ha habido sorpresas: La dirección de Lactalis España se reafirma en el cierre definitivo de la planta para el próximo día 30 de junio.

CCOO ha pedido esta mañana durante la reunión mantenida entre ambas partes (de 10:30 a 14:30 horas) “que no se cierren en banda ante una posible oferta de compra de las instalaciones”. “Nos han respondido que a día de hoy nadie se ha dirigido a ellos con ninguna propuesta, y que las que lleguen las estudiarán”, explica Juan Manuel Ramos García, secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO de Castilla y León (FEAGRA-CCOO CyL).

“CCOO va a luchar hasta el último aliento por mantener los 85 puestos de trabajo de Lauki Valladolid. Ahora entramos en un periodo de conversaciones, que no de negociaciones, en tanto se abra oficialmente el periodo legal que todo procedimiento de estas características tiene”, afirma Ramos García.

Tanto los representantes legales de los trabajadores de Lauki Valladolid como la dirección de la empresa no mantendrán una reunión directa como la celebrada esta mañana hasta el próximo lunes día 11 de abril. El escenario será el mismo de las anteriores citas, la propia sede de la central lechera vallisoletana, y la hora: las once de la mañana. “Salvo que antes nos citen para brindarnos alguna novedad de interés”, remarca CCOO.

Una vez más la parte social está plenamente convencida de que los argumentos  que ha plasmado la empresa no son reales. “La pérdida de caja y competitividad provocada por el mercado que Lactalis esgrime no es culpa de su plantilla. Más bien se trata de errores de estrategia de la Dirección de la empresa, y que el comité de empresa en numerosas ocasiones ya había advertido”. Según CCOO, Castilla y León está mejor preparada que otras comunidades autónomas de España, “por explotaciones ganaderas y por volumen y capacidad productora de nuestra plantas”, ratifica.

Mocion en el pleno

El Ayuntamiento de Valladolid debatirá en el próximo pleno una moción presentada por el Grupo Municipal del PP para promover la permanencia de actividad de LAUKI en Valladolid, proponiendo para ello que, por una parte, se una el Ayuntamiento al resto de administraciones públicas para promover que Lactalis venda la factoría a otra empresa que quiera continuar la actividad. Por otra parte, como ya había anunciado en su día el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, los concejales del PP proponen que, en ningún caso, se cambie la calificación de los terrenos respecto a su condición de suelo industrial para evitar la especulación del actual propietario de los mismos.

No hay comentarios