Delegados de UGT, puño en alto, en el cierre del congreso regional. Foto: úC
Delegados de UGT, puño en alto, en el cierre del congreso regional. Foto: úC

¿Nace coja la ejecutiva de UGT-CyL de la que se ha excluido a la Federación de Servicios Públicos? El nuevo secretario regional ugetista, Faustino Temprano, lo tiene claro: “El día a día nos va a demostrar si el trabajo puede llevarse a efecto o no. Los compañeros de la FSP, estén o no en la Ejecutiva, van a trabajar día a día por el bien de la organización.  Son solidarios con el resto de la organización y reportan medios humanos y materiales para que las sedes de la UGT se puedan abrir. Espero que esa solidaridad que les reconozco la sigan manteniendo y que no haya ningún tipo de problemas”.

Así ha dado por zanjada la herida abierta en el congreso en el que ha salido elegido con un apoyo del 65% y en el que sus primeras palabras de agradecimiento han sido, precisamente, para la FSP, cuyos delegados, hoy sí, han ocupado sus asientos en el salón de actos de la Feria de Muestras en el que se ha celebrado el congreso de UGT CyL.

Faustino Temprano pronuncia su primer discurso como secretario regional de UGT. Foto: úC
Faustino Temprano pronuncia su primer discurso como secretario regional de UGT. Foto: úC

En su discurso de presentación como nuevo secretario general, Faustino Temprano ha reafirmado su compromiso de “acercar el sindicato a las bases” y “adelgazar por arriba para economizar por abajo”, consciente de que “los recursos deben estar a disposición de los delegados en las empresas, que es donde están los problemas”.

Temprano también se ha mostrado partidario de “volver a dar sentido a las casas del pueblo” y de poner en práctica “un sindicalismo útil, más cercano y transparente y enfocado a los jóvenes y las mujeres”. “Los territorios tienen que estar al servicio de las federaciones”, ha dicho antes de apuntar que recuperar afiliados y representación es uno de sus objetivos.

Tras dejar clara su apuesta por el diálogo social y la unidad de acción con CCOO, harto del debate sobre los sindicatos subvencionados, Temprano describió como será el trabajo de su ejecutiva: “Desde la humildad, con generosidad, transparencia y lealtad”.

Al igual que Temprano, el líder confederal de UGT, Josep María Álvarez, en su intervención se mostró partidario de cuanto antes se conforme un nuevo Gobierno “de progreso”. “No podemos esperar más. Necesitamos que se pongan en marcha ya nuevas políticas. No se pueden mantener las exigencias económicas europeas”, dijo antes de reclamar “moderación y prudencia al Gobierno en funciones” para que no culpabilice del déficit y los problemas de la Seguridad Social a las comunidades autónomas.

Antes de iniciar su discurso, en declaraciones a los periodistas, Álvarez señaló que “relativamente cierto” que las empresas estén aprovechando la falta de Gobierno y la perspectiva de la llegada de un gobierno de cambio y progreso para ajustar plantillas y deslocalizar negocios. Y tuvo una mención especial para la banca: “Hemos pagado los ciudadanos de este país el recate de los bancos a cambio de nada, porque ni siquiera somos accionistas. Ahora, además, lo vamos a volver a pagar con estos ajustes de plantilla que están anunciando. Me parece que es una desvergüenza. No se puede permitir que las entidades con las que se ha sido  tan solidarios, a la primera de cambio su respuesta sea un ajuste de plantillas”.


 

Noticias relacionadas:

No hay comentarios