El ex superintendente en jefe de la Policía Municipal, Juan López de Haro. Foto: Carlos Arranz
El ex superintendente en jefe de la Policía Municipal, Juan López de Haro. Foto: Carlos Arranz

El ex Superintendente en Jefe de la Policía Municipal, Juan López de Haro, ha presentado en el juzgado un contencioso administrativo contra el Ayuntamiento en el que, tras haber reclamado sin éxito pasar a segunda actividad sin destino (cobrar sin trabajar), pide ahora el dinero dejado de cobrar tras ser cesado en el puesto de Director de Seguridad del Área de Seguridad en el que le colocó el ex alcalde Javier León de la Riva, según confirman a últimoCero fuentes municipales.

López de Haro, que en mayo de 2014 fue nombrado en ese puesto de libre designación por el ex alcalde, con la llegada del nuevo equipo de Gobierno fue adscrito provisionalmente al puesto de técnico superior con destino en el Área de Seguridad y Movilidad, al que quedó adscrito “provisionalmente” en julio de 2015, una vez que la plaza que venía ocupando fue suprimido.

El ex jefe de la Policía Municipal, hombre de confianza de León de la Riva, mientras ocupó el puesto de Director de Seguridad, cobró más que el resto de directores de área del Ayuntamiento y, por si esto fuera poco, pudo utilizar, como si fuera propio, un vehículo municipal. Algo que hizo, incluso, cuando ya no era Superintendente en Jefe de la Policía, según las fuentes municipales consultadas por últimoCero. Ambos ‘chollos’ se le acabaron con el cambio de Gobierno.

Cobró más que el resto de directores de área del Ayuntamiento y, por si esto fuera poco, pudo utilizar, como si fuera propio, un vehículo municipal

En su demanda, López de Haro pide ahora que se anulen los decretos que le desalojaron del puesto en el que fue colocado por León de la Riva y que el juez falle que tiene derecho a “ocupar un puesto de las mismas características funcionales y retributivas del puesto de Director de Seguridad”, a pesar de que fue suprimido del organigrama municipal.

López de Haro también reclama las diferencias  retributivas acumuladas entre lo que se cobraba en ese puesto y lo que cobrará cuando ocupe una nueva plaza, ya que entiende que su nombramiento como técnico superior no se ha producido conforme a Derecho.

El ex jefe de la Policía Municipal ha solicitado en dos ocasiones pasar a segunda actividad sin destino, lo que implica cobrar por no ir a trabajar. En ambas ocasiones los informes técnicos emitidos fueron contrarios a sus intereses y han avalado su adscripción provisional a la plaza de Técnico Superior.

Después de más de 24 años, el superintendente de la Policía Municipal de la Valladolid, Juan López de Haro, tuvo que abandonar el cargo y pasar a ‘segunda actividad’ después de que  el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León rompiera el ‘blindaje’ que justo un mes antes de que cumpliera 60 años ideó el equipo de Gobierno del PP para que el hombre de confianza del alcalde  Javier León de la Riva en la Policía Local pudiera continuar en el puesto.

La sentencia de la sala de lo Contencioso Administrativo atendió parcialmente el recurso presentado en su día por el Sindicato Profesional de Policías Municipales y resolvió que el puesto de Jefe de Policía Local “no puede ser desempeñado por una persona que pasa a una segunda actividad”. Justo lo contrario de lo que el equipo de Gobierno del PP pretendía con el acuerdo que adoptó en Junta de Gobierno el 22 de junio de 2012, que modificaba la Relación de Puestos de Trabajo para que el superintendente pudiera seguir ocupando el cargo pese a superar la edad de los 60 años.

Mientras compatibilizó el puesto de Superintendente con el de Director de Área, Juan López de Haro percibió un sueldo superior al del propio ex alcalde de la ciudad, que cobraba a su vez 7.000 euros anuales más que el actual.


 

Noticias relacionadas:

No hay comentarios