May Ríos durante un ensayo de `Entre rojas. Entre rejas´. Foto: Juan Carlos González

Reconoce estar agotada. A menos de una semana para el estreno, todas sus energías están volcadas en pulir los detalles de una obra valiente que enfrentará al espectador a un tema que "no suele gustar" pero que "necesita ser sacado a la luz". "Hay una parte de la historia que no ha sido bien llevada a los libros de texto", comienza afirmando May Ríos con una mirada penetrante mientras busca las palabras para empezar a hablar de la mujer en la que se ha inspirado para su obra `Entre rojas. Entre rejas´.

Esta mujer es Juana Doña Jiménez (Madrid, 1918-Barcelona, 2003), una persona con un fuerte compromiso político al que no renunció jamás a pesar de las torturas y de su encarcelamiento. Juana se afilió a las Juventudes Comunistas a los 14 años. Tras el golpe de Estado de 1936, colaboró con el bando republicano desde la retaguardia realizando tareas como la organización de los cuarteles para el reclutamiento. Juana fue detenida en Alicante, mientras intentaba salir del país. Desde allí fue trasladada al campo de concentración de Los Almendros y luego a la prisión de Alicante, cárcel a la que con el paso del tiempo se sumarían otras como la de Ventas, Málaga, Segovia, Guadalajara o Alcalá de Henares (en total pasó 18 años encarcelada).

Juana fue torturada con corrientes eléctricas e intentaron que delatara a sus compañeros a base de patadas, puñetazos y mediante la introducción de un embudo en su boca que fueron rellenando con agua. Ella permaneció callada. Durante su estancia en prisión, dio clases a mujeres analfabetas. Entre condena y condena, en sus paréntesis de libertad, Juana continuó participando en el Partido Comunista Español. En 1947 fue juzgada y condenada a pena de muerte pero consiguió el indulto gracias a Juana Evita Perón, que en ese momento se encontraba visitando España. En 1961 obtuvo la ansiada libertad. Juana se marchó a Francia, donde continuó su labor en el PCE, fundó el Movimiento por la Liberación e Igualdad de la Mujer y escribió varios libros. Finalmente regresó a España, donde falleció a los 84 años de edad.

Esta intensa vida es la que aparece recogida en la obra `Entre rojas. Entre rejas´. La actriz vallisoletana May Ríos encarna a Juana a través de un monólogo de una hora de duración en el que ésta va narrando diferentes episodios a través de flashbacks. "La obra comienza con la proclamación de la II República, que fue uno de los días más felices para Juana. Durante toda la representación, Juana está en una sala de tortura en la que hay una silla y un barreño lleno de agua. Desde allí habla de su militancia, cuenta cómo fue su viaje en tren hasta Alicante para tratar de huir de España, habla de su relación con Eugenio Mesón, con el que se casó en 1936, narra su estancia en prisión...", explica May.

Las torturas a las que fue sometida se convierten en el "leitmotiv" de la obra. El espectador no puede verlas, pero las escucha a través de la voz en off del poeta Antoine Lamarck, que representa el papel del torturador. Esta voz en off se suma a la de la actriz Virginia Urdiales, que en esta obra se convierte en una de las mejores amigas de Juana, también encarcelada.

`Entre rojas. Entre rejas´ está basada en el libro `Desde la noche y la niebla´, de Juana Doña. "A lo largo de su vida escribió otros como Querido Eugenio, Mujer o Gente de abajo, pero la obra está basada en éste. Para la preparación también me leí otras biografías de mujeres republicanas, como la de Tomasa Cuevas, Concha Carretero, Ángeles García o Rosario Sánchez `La Dinamitera´", explica esta actriz.

El proceso de creación ha contado con la implicación de varias personas. Joaquín Robledo se ha encargado de la adaptación del libro, Manuel Sierra ha realizado el cartel y la escenografía y Marcelo Albano es el responsable de la parte musical. Quico Martínez ha aportado su testimonio como guerrillero, Enriqueta Morejón ha trabajado con May toda la parte referida a los movimientos y Antoine Lamarck y Virginia Urdiales han prestado sus voces para unir sus testimonios al de May.

Todos los ensayos se han realizado en la biblioteca Entrelíneas de Barrio España, entre centenares de libros. "Éste ha sido el texto que más me ha costado memorizar. Todo el proceso ha venido acompañado de una fuerte implicación emocional y de muchas lágrimas. Juana fue un exterminio programado", comenta May.

El estreno de la obra tendrá lugar este sábado 23 de abril a las 18:30 horas de la tarde en las `Jornadas de memoria democrática El Campello´, que se celebrarán en este municipio de Alicante. Aún no hay más fechas cerradas, pero May desea representarla en Valladolid, su ciudad natal. "Me haría mucha ilusión", concluye esta actriz.

 

No hay comentarios