Proyección de la película “Out in the dark” en La Casa de las Palabras. FOTO: Gaspar Francés
Proyección de la película “Out in the dark” en La Casa de las Palabras. FOTO: Gaspar Francés

"Pinkwashing: la instrumentalización de la (des)igualdad como herramienta de ocupación" fue el título de la cuarta ponencia de las Jornadas Valladolid con Palestina y contra el Apartheid israelí.BDS. La charla organizada por la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid corrió a cargo de Roberto Boccardi, activista de la lucha LGTB+ y feminista-antipatrical, actualmente centrado en islamofobia, pinkwashing y gestión de la igualdad y diversidad en ámbito empresarial y sindical.

Nadia Tawfiq Apecechea, activista LGTB+ y de la causa palestina, presentó el acto celebrado en la Casa de las Palabras. Explicó que esta estrategia es bastante desconocida, a pesar del empeño de Israel en llevarla a cabo. A la hora de configurar el cartel se dieron cuenta de que era necesario resumir el concepto: “Pinkwashing es el nombre que se da al intento de lavar la imagen del estado de Israel presentándolo como un ‘paraíso’ para la comunidad LGTB+, y no como el estado colonizador, represivo y racista que es en realidad”.

Boccardi utiliza la imagen metafórica de una camiseta sucia: “Israel intenta lavar la sangre del genocidio y el apartheid poniendo una lavadora de derechos LGBT para transformarla en rosa”. De cara a occidente se muestra una cara en la que son adalides de los derechos humanos y civiles.

El concepto de “pinkwashing” está ligado al de “pinkwatching”, que se refiere al estudio de la estrategia israelí para transformar su percepción a nivel mundial. El pinkwatching se basa en cuatro ejes: deconstruir la imagen pinkwashing de un aliado de los derechos LGTBIQ histórico, filtrar la realidad de los estereotipos islamófobos de género, escuchar la voz LGTBIQ palestina sin instrumentalizarla y considerar la transversalidad de este movimiento.

En Israel no está legalizado oficialmente el matrimonio entre personas del mismo sexo. Aunque se pueden transcribir las bodas celebradas en otros países y se celebran enlaces siguiendo rituales alternativos, actualmente no se puede considerar una sociedad avanzada en derechos LGTB.

La imagen que nos llega de la mujer árabe -y del mundo árabe en general- está filtrada a través de estereotipos. Abundan las imágenes que muestran una comunidad árabe violenta, y se oculta el activismo y el discurso crítico árabe que analiza el papel de la mujer y la comunidad LGTB+.

Boccardi reconoce que muchas personas LGTBIQ palestinas han tenido que emigrar por su orientación sexual, pero, de la misma manera, este fenómeno ha existido siempre en occidente.

Por otro lado, el pinkwashing israelí se lleva a cabo a través de varios ámbitos: cultural (en la selección de películas a concurso en festivales de cine), académico (vetando a ponentes de Oriente Próximo en las jornadas de diversidad de las universidades estadounidenses) o turismo (campañas que promueven el turismo de personas LGTB en Israel).

Esta manipulación es contra la que reacciona el movimiento BDS. Roberto Boccardi informó de una próxima campaña, que parte del BDS en Madrid, para las marchas del Día del Orgullo con pancartas y materiales contra el pinkwashing.

Las primeras versiones de la “Constitución” de la Autoridad Palestina, lo que se conoce como “leyes básicas”, eran muy progresistas en temas de igualdad de género. Sin embargo, según Boccardi, se ha promovido una radicalización, derivada de la resistencia.

Para ilustrar la ponencia, Boccardi eligió la película "Out in the dark" del director israelí Michael Mayer como ejemplo de pinkwashing. La manipulación israelí del movimiento LGTB palestino se pone en evidencia principalmente al representar a una familia palestina cuando tiene un miembro LGTB, con un rechazo absoluto y unas formas desproporcionadamente violentas. Por otro lado, también refleja en cierto modo la homofobia en Israel.

La película surge a partir de la publicación de un informe que desvela que los servicios secretos israelíes han utilizado el chantaje a la comunidad LGTB palestina que ha emigrado a las zonas ocupadas. Esta filtración suscitó mucho debate porque es una idea que genera recelos dentro de la población palestina hacia la comunidad LGTB+ y se desconoce hasta qué punto es cierta.

No hay comentarios