Bicicletada
Bicicletada "Pilarica pide paso" FOTO: Gaspar Francés

La Asociación de Vecinos Pilarica ha organizado una bicicletada recorriendo los contornos del trazado del ferrocarril para llamar la atención de Adif y sus convecinos. A pesar del reciente acuerdo al que han llegado el Ayuntamiento de Valladolid y Adif, siguen sin ver materializarse soluciones desde el cierre del paso a nivel en septiembre del pasado año.

Vecinos de todas las edades del barrio de Pilarica, y de otros barrios que apoyan su lucha por eliminar su particular “muro de la vergüenza”, se han acercado equipados para la bicicletada, provistos de pegatinas, pancartas, banderas, camisetas y sudaderas que suscriben mensajes como “Pilarica pide paso” y “¡qué carajo, la vía por debajo!”. Ambas consignas se han repetido durante todo el recorrido por las calles de la ciudad, junto con “soterramiento en Valladolid” y “este problema es de todos”.

Desde la Plaza Rafael Cano hasta la Estación del Norte, se ha ido desgajando el manifiesto en fragmentos que se han ido leyendo a lo largo en las distintas paradas del recorrido. Atravesando el paso a nivel, ha recorrido el barrio de Pilarica y Pajarillos -a través de la calle Cigüeña-, hasta la Biblioteca Municipal Adolfo Miaja de la Muela, donde se ha hecho la primera parada.

Tras pasar de nuevo bajo la vía, la movilización se ha detenido en la Plaza Circular.

Continuando por la calle Nicolás Salmerón y el paso subterráneo paso de Labradores ha alcanzado Delicias, un barrio especialmente marcado por la brecha del ferrocarril, donde un enorme espacio vacío, el de los talleres de Renfe, es desaprovechado.

Regresando por encima del Arco de Ladrillo al lado “bueno” de la vía, la vuelta por el Paseo Hospital Militar, Paseo Zorrilla y Filipinos ha marcado el final del trayecto en la Estación del Norte donde esperaba el segundo grupo que había recorrido el centro a pie con pancartas y consignas.

A la llegada, en la Estación del Norte se volvió a leer el manifiesto en su totalidad:

“Cuando Adif cerró provisionalmente el paso a nivel de Pilarica, colocó unos carteles con la leyenda ‘Para que puedas llegar’. Y sí, la gente que se desplaza en un cómodo y caro tren AVE puede llegar rápidamente a Palencia y a León. Pero ese cierre ha dejado a los vecinos de uno y otro lado de la vía sin posibilidad de comunicarse y condenados al aislamiento, que es la antesala de la marginación y la exclusión social.”

Denuncian que Adif y el Ministerio de Fomento no han construido soluciones alternativas -que deberían haber llegado antes de la clausura- más de medio año después. Creen que la situación no sería la misma si las zonas aisladas fueran la Plaza Mayor, la acera de Recoletos o el Paseo Zorrilla. Según sus palabras, Pilarica es considerado un barrio obrero, “un barrio de segunda” que no es tenido en cuenta a la hora de calcular los daños colaterales de las grandes infraestructuras.

Valladolid lleva más de 30 años pidiendo una solución a la situación de aislamiento que provoca el ferrocarril. Manifiestan que los barrios de la zona este sufren marginación y abandono: “la potente barrera física que supone el ferrocarril favorece que se traslade a estos barrios lo que incomoda”.

El Ayuntamiento de Valladolid y ADIF llegaron a un acuerdo el pasado día 20 de abril. El Ayuntamiento asumirá el proyecto y ejecución de la nueva Plaza bajo las vías en Rafael Cano, y ADIF se hará cargo de la obra del túnel entre Andrómeda y la calle Nochevieja, pasando bajo la Plaza Aviador Gómez del Barco y la calle Nueva del Carmen. Ambas obras deberán estar iniciadas en 2017 y concluidas antes de finalizar 2018.

No hay comentarios