Trabajos en la excavación de la fosa común en el cementerio de El Carmen.
Trabajos en la excavación de la fosa común en el cementerio de El Carmen.

“Hemos puesto en conocimiento del Cuerpo Nacional de Policía la existencia de esta fosa común y las evidencias de signos de violencia. La policía se ha presentado con prontitud y han dado conocimiento al juez de guardia... con paciencia... le estamos esperando”. Así comenta Julio del Olmo lo sucedido en las últimas horas en la excavación abierta en el Cementerio de El Carmen de Valladolid donde hasta el momento se han localizado ya 22 cuerpos de represaliados del franquismo.

Según el portavoz del colectivo “el trabajo esta resultando muy lento por estar la mayoría de los cuerpos literalmente amontonados”. Del Olmo ha comentado que entre los restos, se ha localizado un cráneo tiroteado, así como una vértebra y un cúbito y un radio con los mismos signos, prueba evidente de que en esa zona del cementerio vallisoletano se habilitó estas fosa común que ahora se investiga.

El alcalde, Óscar Puente, durante la visita a la excavación.
El alcalde, Óscar Puente, durante la visita a la excavación.

Durante la mañana el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha visitado los trabajos y ha podido escuchar las demandas del portavoz de la ARMH. “Le hemos expuesto la necesidad de intervenir a los largo de los caminos en donde presumimos todavía hay fosas comunes. No se trata solo de proporcionar permisos y medios materiales, sino que por el tiempo y alcance de la intervención, creemos necesario mantener un equipo estable para que se pueda abordar este trabajo; para realizarlo se necesitan apoyos económicos”, explica Del Olmo.

“Pensamos que es hora de que las instituciones cumplan con el deber moral y ético de buscar a personas que fueron asesinadas por los militares sublevados, y a la vez se cumpla con las obligaciones internacionales de búsqueda de desparecidos como consecuencia de crímenes de lesa humanidad. Creemos que la corporación municipal debe implicarse en mayor medida para que pueda abrirse la segunda fosa encontrada, y para seguir en esta zona del cementerio buscando otras fosas comunes”, explica Del Olmo, convencido de que “de lo que no cabe duda es que todavía en este cementerio existen fosas comunes de personas asesinadas a partir del 18 de julio de 1936, justamente en las zonas que apuntaban nuestras investigaciones, y que ha de hacerse lo posible para recuperar sus cuerpos”.


Noticias relacionadas:

No hay comentarios