Detalle de la fachada principal del colegio San Juan de la Cruz. Foto: Gaspar Francés
Detalle de la fachada principal del colegio San Juan de la Cruz. Foto: Gaspar Francés

Los vecinos de La Rondilla llevan años exigiendo que el San Juan de la Cruz vuelva a ser un equipamiento real para el barrio. Para conocer qué futuro espera al antiguo colegio público, la Asociación Vecinal ha convocado una asamblea informativa para mañana, miércoles, día 11, a las 19.30 horas, en el Centro Cívico a la que están invitados: la Ministra de la Seguridad Social, Fátima Báñez; el Director General de la Seguridad Social, Tomás Burgos;  la directora provincial de la Seguridad Social, Paula Roch;  al Alcalde de Valladolid, Óscar Puente y  al Concejal de Urbanismo, Manuel Saravia.

La Asociación Vecinal Rondilla comienza su llamamiento a acudir a la asamblea informativa con un dato: Desde hace diecisiete años, por los más diversos procedimientos ha intentado recuperar el espacio del antiguo Colegio de San Juan de la Cruz. "Diecisiete años de lucha, más que razonable, para dar un uso social y cultural, útil para el vecindario,  a este espacio,además emblemático para La Rondilla, porque el San Juan de la Cruz es ya memoria viva de la Rondilla y de su gente. Es además la única parcela dotacional que nos queda en el barrio", dicen los convocantes.

"Durante más de una década", añaden los vecinos,  "el Ayuntamiento de León de la Riva ni comió ni dejó comer, dejando el edificio y el entorno en unas condiciones de inseguridad,  insalubridad e indigna imagen urbana. Y para colmo quiso romper la protesta y la  resistencia vecinal, traspasando el edificio a la Seguridad Social, para que ésta construyera una oficina administrativa, previa demolición del edificio. Operación inmobiliaria en la que el Ayuntamiento perdió una considerable cantidad de dinero con una inadmisible valoración económica a la carta”.

La Asociación Vecinal expresa que "frente a la postura cerrada de la anterior Corporación municipal para solucionar el conflicto del uso a dar al inmueble, el nuevo Equipo de Gobierno propuso razonablemente a las autoridades provinciales y estatales de la Seguridad Social la nueva permuta del San Juan de la Cruz por una parcela del patrimonio municipal de suelo en el plan parcial Los Viveros, o en otras zonas próximas, para así recuperar la plena propiedad sobre el edificio de Rondilla, rehabilitarlo y adaptarlo a usos socio-culturales-asistenciales. Esta interesante iniciativa de la Concejalía de Urbanismo fue considerada muy valiosa por la Asociación Vecinal para desatascar el conflicto".

Una de las ventanas del inmueble. Foto: Gaspar Francés
Una de las ventanas del inmueble. Foto: Gaspar Francés

Los vecinos, que valoraron "más que positiva" la oferta de permuta, no han cejado en interesar a la Ministra de Asuntos Sociales y de la Seguridad Social, a la Dirección General de la SS,  que ostenta el diputado al Congreso por Valladolid D. Tomás Burgos,  y a la dirección provincial del la SS de Valladolid, para "que acepten la excelente oportunidad brindada por el Ayuntamiento, para alcanzar un acuerdo, representado por la reversión a la Rondilla de una propiedad de la que nunca debió ser desposeída, muy necesaria para asegurar equipamientos en el barrio, ineludibles para mejorar la calidad de vida del vecindario".

"No obstante, desoyendo la oferta, la Directora Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social en Valladolid, solicitó al Ayuntamiento la autorización de la demolición del edificio, cerrándose a cualquier otra solución, e incluso, recientemente,  demandando judicialmente al Ayuntamiento, por demorarse en conceder esa licencia", señala la Asociación Vecinal, que ya en 2015 y en las últimas semanas ha contactado con todas las personas y entidades que "pueden aportar colaboración para la resolución de este contencioso".

"No podemos callarnos ante este atropello de la  Secretaría de Estado de la Seguridad Social, que se permite despilfarrar 6.750.630 euros en derruir un edificio para, en el mismo lugar, construir otro  (o no construir nada) con destino a oficinas, precisamente en una ciudad en la que se multiplican las sedes administrativas de la Seguridad Social, en buena parte desocupadas de actividad y funcionarios.  Cuando las prestaciones sociales del Ministerio de Trabajo caen en picado, cuando las pensiones están en entredicho, cuando no dejan de promulgarse por el Gobierno decretos y leyes que reducen los ingresos de la Seguridad Social en beneficio de los empresarios a costa de los trabajadores y pensionistas, nos vienen el señor Tomás Burgos, que además es diputado por Valladolid,  con nuevos gastos inútiles que, además, despojan a los vecinos y vecinas de patrimonio de suelo", sostiene la Asociación Vecinal, que mantiene una posición contraria al derribo del San Juan de la Cruz.

No hay comentarios