Integrantes de la Asociación de Gitanas Feministas por la Diversidad. Foto: Laura Fraile

"Esto no va a ser una conferencia magistral, así que me voy a bajar de la mesa para acercarme a vosotras. Somos activistas de base y feministas en lucha constante. Lo que vamos a contaros no va a gustar ni a los payos, ni a las feministas ni a los gitanos, pero es necesario hacerlo". Así ha comenzado esta mañana su intervención la trabajadora social Mª José Jiménez Cortiñas, presidenta de la Asociación de Gitanas Feministas por la Diversidad. Toda una declaración de intenciones de lo que vendría después, que se ha convertido en una oportunidad única para remover ideas preconcebidas, enfrentar a los asistentes con sus propios prejuicios y, sobre todo, aprender.

Esta trabajadora social gallega ha acudido esta mañana a la Facultad de Educación y Trabajo Social para participar en un acto organizado por el Secretariado de Asuntos Sociales de la UVa que continuará a partir de las 17 horas de la tarde en el centro cívico de Pilarica. "Pido un aplauso para las mujeres que han convencido a la Universidad de que somos dignas de estar en estos espacios", ha comentado Mª José a modo de agradecimiento, antes de presentar la asociación que preside. "No somos un grupito de amigas que un día se dijeron: vamos a hacer una asociación. Empezamos haciendo un análisis del panorama asociativo progitano y gitano. Ahí pudimos ver que estaba cronificado. Tuvo un papel relevante a partir de la Transición, con la multiplicación de asociaciones unidas por el objetivo común de la conquista de derechos y servicios como el de la vivienda, la educación y la participación social, pero ahora se ha estancado en su pretensión", ha indicado esta trabajadora social esta mañana.

Mª José ha aportado más datos a su análisis: "El pueblo gitano sufre una opresión estatal legitimada, permitida por las instituciones públicas y los gobernantes, que ha desembocado en un sistema de dominación, perversión y colonización". Esta situación, según ha indicado, es la que propició el nacimiento hace tres años de la Asociación de Gitanas Feministas por la Diversidad. En todo este tiempo sus integrantes han dirigido su lucha hacia cuatro "monstruos": el sistema patriarcal, el neocapitalismo, la discriminación por pertenencia étnica y la sufrida por motivos económicos.

Mª José Jiménez y Carmen Fernández. Foto: Laura Fraile
Mª José Jiménez y Carmen Fernández. Foto: Laura Fraile

"Vuestro feminismo no nos sirve", le ha dicho Mª José al auditorio, en su mayoría integrado por mujeres payas. "Nos está costando la vida significarnos como feministas porque la mayoría de las feministas europeas no consideran a las gitanas dignas de serlo. Sólo encontramos cuestionamientos del tipo: no os queréis integrar, no cuestionáis a vuestros gitanos... Nuestro feminismo surge para que dejen de oprimirnos, culpabilizarnos, asimilarnos e integrarnos", ha comentado al respecto Mª José.

Aunque ha reconocido los avances legislativos en materia de igualdad, no se ha olvidado de la discriminación que siguen sufriendo las mujeres gitanas. "¿De qué le sirven a Mar, que tiene 18 años, las medidas para equiparar la brecha salarial cuando ni siquiera la emplean porque pesa más su pertenencia étnica que su curriculum?", ha preguntado esta trabajadora social.

El acto de esta mañana también ha contado con la participación de la maestra de Educación Primaria Carmen Fernández, quien ha optado por narrar la historia del pueblo gitano. "Somos un pueblo sin fronteras, libre y pacífico", ha destacado, al tiempo que ha recordado a todas aquellas gitanas ancianas que, de generación en generación, han practicado la resistencia en una época histórica que las "repudiaba".

Carmen ha mencionado fechas simbólicas como la de 1499, año en el que se dictó la primera ley "anti-gitana" que llevó a expulsar a todos los gitanos de la Península Ibérica. "Después vinieron otras que nos prohibieron nuestro idioma y nuestras señas de identidad. Hasta hace 30 años nos decían que utilizábamos una jerga de delincuentes y la RAE nos define como trapaceros que usan artimañas para engañar en nuestro beneficio", denunció Carmen desde la Facultad de Educación y Trabajo Social.

También ha lamentado el olvido de la historia del pueblo gitano en los libros de texto. "No aparecemos en ninguno y, si se nos menciona, se hace despectivamente", ha señalado con amargura. "¿Sabéis qué es la igualdad de oportunidades? Que pueda levantarme cada día y que no sea sospechosa a la hora de buscar trabajo, comprar, relacionarme con personas no gitanas o que al poner la televisión no vea a mi pueblo siendo tratado como un bufón o un ignorante", ha dicho a continuación esta maestra.

Después ha criticado el planteamiento de muchos de los proyectos destinados a la población gitana. "Los programas están diseñados y ejecutados por payos, cuando la mayoría de las veces no tienen ni idea de quiénes somos o qué queremos", ha denunciado Carmen. El acto de esta mañana ha finalizado con la interpretación de `Sin miedo a la libertad´, un tema que se ha convertido en un himno de esta organización.

La Asociación de Gitanas Feministas por la Diversidad se fundó hace tres años en Madrid. "Nuestras estrategias son el cuestionamiento y la politización de los espacios públicos. Denunciamos la opresión del sistema patriarcal, racista, que discrimina por motivos étnicos y de clase", explicaba esta mañana Mª José Jiménez durante una entrevista concedida a últimoCero. La asociación, que ya cuenta con vocalías en otros lugares de España como Murcia, Granada, Málaga, Ponferrada o Lugo, contará en breve con una vocalía en Valladolid, tarea en la que ya están trabajando mujeres como Chari Cerreruela (agente intercultural de la Fundación Secretariado Gitano) o Soledad Lozano, que forma parte del Programa de Mujer del CEAS de Pajarillos.

La asociación es mixta, aunque predominan las mujeres. "El núcleo duro está formado por 25 personas, todas gitanas, 7 de ellas hombres. No estamos cerradas a la participación de payas. De hecho, tenemos un par de colaboradoras que lo son. Sin embargo, nos definimos como un movimiento social de clase gitana participativa y reivindicativa", ha aclarado esta mañana esta trabajadora social.

La Asociación de Gitanas Feministas por la Diversidad funciona sin subvenciones y reparte su trabajo entre acciones de reivindicación, politización de los espacios de poder a través de su participación en comisiones y la realización de charlas y talleres. Sus integrantes también defienden los derechos de las personas LGBTI y luchan contra la violencia de género (el pasado 7 de noviembre, esta asociación participó en la cabecera de la marcha estatal contra las violencias machistas que hubo en Madrid).

En este momento, la asociación está trabajando en su próximo objetivo: la celebración del I Congreso Internacional de Feminismo Romaní, que se realizará los días 21 y 22 de octubre en Madrid. Mientras tanto, su trabajo continúa. El 31 de mayo Mª José viajará a Valencia para participar en una comisión sobre violencia machista y minorías étnicas y del 2 al 5 de junio varias de las integrantes de esta organización se trasladarán a Barcelona para impulsar la creación de una vocalía en esta ciudad.

Más información: gitanasfeministasporladiversidad@hotmail.com

No hay comentarios